Cómo precocinar el risotto

Eising/Photodisc/Getty Images

El risotto, un plato de arroz cremoso y suculento que forma su propia salsa a medida que se cocina y lleva un largo tiempo de preparación. Se va agregando gradualmente el líquido y se revuelve casi constantemente. Cuando no tienes el tiempo para hacerlo lentamente, es posible preparar este sabroso plato haciendo lo que hacen muchos restaurantes: precocinar el risotto de tal manera que se puede terminar en unos pocos minutos cuando sea necesario.

Paso 1

Vierte el caldo de pollo en una cacerola y lleva a hervor lento.

Paso 2

Entibia el aceite de oliva en la sartén y agrega el arroz arborio. Saltea el arroz a fuego medio hasta que comience a tostarse y se torne color dorado pálido.

Paso 3

Agrega la cebolla, el ajo y el apio.

Paso 4

Coloca los hongos en la sartén junto con las hortalizas y el arroz. Cocina y revuelve todo brevemente.

Paso 5

Vierte caldo caliente usando el cucharón dentro de la mezcla de arroz. Revuelve y cocina a fuego bajo hasta que se absorba el líquido.

Paso 6

Coloca otro cucharón de caldo dentro del arroz, cocinando y revolviendo hasta que se absorba el líquido.

Paso 7

Continúa agregando caldo caliente de a una taza por vez, cocinando y revolviendo, hasta que te quede solo una taza en la cacerola. Enfría el caldo, envasa y refrigera.

Paso 8

Retira el risotto precocido de la cocina y extiéndelo en una asadera para enfriar lo suficiente como para envasarlo y colocarlo en el refrigerador.

Más reciente

×