Cómo quitarse un piercing

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Un piercing con forma de aro, es una joya donde un anillo sostiene una cuenta entre las dos terminaciones mediante presión. Una de las ventajas del aro es que permanece cerrado una vez que te lo colocas, pero quitarlo puede ser un problema. Aunque es posible forzarlo para abrirlo con tus dedos, usar las herramientas adecuadas hace que el proceso sea mucho más simple.

Paso 1

Lávate bien las manos con agua y jabón.

Paso 2

Sostén un par de pinzas en la posición cerrada con las puntas bien cerca. Usar la pinza evita dañar la joya.

Paso 3

Inserta la punta en el centro del aro.

Paso 4

Abre la pinza para que las puntas empujen contra los laterales del aro.

Paso 5

Aplica presión suave al aro hasta que se abra el aro.

Más reciente

×