Cómo hacer relleno de fresa

El relleno de fresa puede ser utilizado en tartas o para agregar en panqueques, crepas, helados, tartaletas de frutas y una variedad de otros postres. ¡Sólo tienes que usar tu imaginación!

Lava, quita los cabitos y corta las fresas en cuartos o mitades (dependiendo del uso) si estás usando fresas frescas.

Mezcla el azúcar y el agua en la olla o en la cacerola para baño de maría. Cocina a fuego medio alto hasta que la mezcla empiece a hervir. Una vez que la mezcla empiece a cocinarse a fuego lento debes revolver constantemente. Lleva la mezcla a punto de ebullición.

Baja el fuego lo suficiente para mantener la mezcla cocinándose a fuego lento, durante 10 minutos. Debes revolver constantemente para que no se queme y coagule en la parte inferior de la olla.

Agrega el almidón de maíz y mezcla con algunas cucharaditas de agua caliente para asegurarte de que no haya grumos. Vierte lentamente en el agua azucarada sin dejar de revolver.

Agrega las fresas y continúa cocinando a fuego lento durante 15 minutos. Revuelve constantemente la mezcla para que no se pegue a la olla. La mezcla se volverá más espesa.

Remueve del fuego y revuelve por aproximadamente 5 minutos. Deja enfriar. La mezcla se espesará a media que se enfríe.

Sirve caliente cuando lo uses en panqueques o en postres calientes. Refrigera por lo menos tres horas antes de usarlo en postres fríos. La refrigeración también hará que el relleno se vuelva más espeso.

Más reciente

×