Salsa holandesa fácil de hacer, solo usando la licuadora

Jackie Dodd

Si solo disfrutas de los huevos Benedictinos cuando acudes a un restaurante porque no sabes cómo hacer la salsa holandesa, te tengo una gran noticia: ¡es muy fácil de hacer y puedes tenerla pronta en cuestión de minutos! El método tradicional es muy difícil, requiere de mucho trabajo y se sobrecalienta fácilmente.

Pero el método de la licuadora es casi infalible. Ahora puedes disfrutar de la salsa holandesa en casa, ya sea cuando invites a tus amigos o por tu cuenta.

Cosas que necesitarás

Jackie Dodd

  • 3 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de jugo fresco de limón
  • Una pizca de pimienta de Cayena
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de manteca sin sal

Tip: Haz únicamente la cantidad de salsa que vayas a consumir, no se puede conservar durante mucho tiempo y solo necesitarás unos minutos en la licuadora para tenerla pronta.

Paso 1: Mezcla los primeros cuatro ingredientes

Jackie Dodd

Añade las yemas, el jugo de limón, la pimienta de Cayena y la sal a la licuadora. Procésalas hasta que queden bien combinadas, unos 30 segundos.

Paso 2: Derrite la manteca

Jackie Dodd

Derrite la manteca en una cacerola a fuego medio alto, hasta que quede muy caliente pero evita que hierva.

Paso 3: Añade la manteca a la licuadora

Jackie Dodd

Mientras que la licuadora está funcionando a alta velocidad, quita el tapón de la tapa y vierte la manteca derretida. La salsa debe quedar espesa y cremosa.

Paso 4: Sírvela inmediatamente

Jackie Dodd

¡Sirve inmediatamente la salsa holandesa y disfruta de tu plato favorito!

×