Cómo hacer salsa de queso cheddar casera

Dominic Morel

La salsa casera de queso cheddar se puede usar en diferentes platos, desde papas fritas hasta sobre pastas, brocoli, papas asadas e incluso sobre nachos u otras comidas tejanas y mejicanas. Usando este método, primero debes crear una salsa blanca cremosa y luego agregarle queso cheddar rallado. Receta para 2 tazas y media de salsa.

Derrite 3 cucharadas de manteca, sin sal, en una cacerola mediana sobre fuego lento. Agrégale 3 cucharadas de harina común y mezcla hasta que la consistencia haya cambiado a una pasta blanda. Cocina a fuego lento durante 1 o 2 minutos.

Agrega 2 tazas de leche entera, mientras sigues mezclando con un batidor de alambre. Continúa revolviendo la mezcla sobre fuego medio, hasta que la salsa se espese.

Reduce la llama al mínimo y deja cocinando a fuego lento durante 5 minutos. No dejes que la salsa hierva. Agrega 1/4 de taza de queso cheddar rallado y mezcla hasta que el queso esté completamente derretido.

Condimenta con un toque de pimienta de cayena, sal y pimienta negra. Deja la salsa cocinarse sobre fuego mínimo por otros 2 o 3 minutos. Revuelve de vez en cuando y no dejes que la salsa hierva.

Sírvela cuando esté todavía caliente sobre tus platos favoritos.

×