Cómo tratar la fiebre en cachorros

•••

Los perros tienden a tener temperaturas corporales normales más elevadas que las que tienen los humanos, desde 100 a 102,5 grados Fahrenheit, y cualquier cosa sobre los 103 grados es considerada fiebre. Si tu cachorro está adormecido, no come, o su nariz se siente tibia en lugar de fría y húmeda, puede tener fiebre, lo que podría ser un síntoma de un amplio número de problemas de salud.

Toma la temperatura de tu cachorro con un termómetro rectal.

Humedece una toalla o paño de limpieza en agua fría y colócalo delicadamente sobre su estómago, en caso de que el termómetro señale que tiene temperatura de 103°F o mayor. No uses una bolsa de hielo.

Dale a tu cachorro un baño en agua fresca (no fría) por unos 10 minutos.

Vigila a tu cachorro de cerca para ver cualquier señal de mejoría y vuelve a tomar su temperatura en intervalos periódicos. Asegúrate de que tenga un lugar tranquilo, cómodo y fresco para descansar.

Llama al veterinario si la fiebre o los otros signos de enfermedad persisten. La fiebre puede ser síntoma de condiciones graves, como el parvovirus o moquillo, y estas condiciones necesitan tratamiento inmediato si tu cachorro tiene una oportunidad de recuperarse.

Más reciente

×