Cómo utilizar sartenes de cerámica

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Las sartenes de cerámica sirven como alternativas amigables con el ambiente y son antiadherentes a diferencia de las tradicionales. Mientras que la mayoría de las sartenes para freír contienen ácido perfluorooctanoico, un químico relacionado con el cáncer y defectos de nacimiento en animales, las de cerámica no son tóxicas. Puedes utilizar de cerámica para freír en virtualmente la misma forma que utilizas las típicas, pero asegúrate de leer las instrucciones del fabricante ya que cada marca es diferente.

Uso general

Paso 1

Empapa tu sartén cerámica en agua por media hora antes de utilizarla por primera vez.

Paso 2

Limpia la sartén con una toalla de papel seca o trapo limpio una vez que haya secado para asegurar que esté libre de partículas de polvo de cerámica.

Paso 3

Coloca la comida que se preparará en la sartén. Las sartenes de cerámica no requieren de aceite, mantequilla o grasa para cocinar.

Paso 4

Encienda la hornilla. Puedes utilizar la sartén de cerámica sobre las estufas de superficie lisa, de gas o eléctricas o parrillas.

Paso 5

Mueve la comida conforme se cocina con una espátula de plástico, cuchara u otro utensilio. A diferencia de las sartenes de teflón, las de cerámica son más resistentes a los raspones.

Paso 6

Utiliza una agarradera para proteger tu mano o utiliza un trapo grueso cuando sea hora de quitar la sartén de la hornilla.

Paso 7

Coloca la sartén sobre el trébede para que se enfríe la comida antes de servirla.

Paso 8

Apaga la hornilla y disfruta de tu comida.

Más reciente

×