Cómo utilizar un soplete de oxicorte

Los sopletes para cortar de oxígeno y acetileno son piezas de equipo útiles al trabajar con metal o desmantelar equipos grandes. Esencialmente, un gas inflamable (el acetileno) es mezclado con el oxígeno y encendido con una chispa. Luego la mezcla es ajustada de modo que la llama esté lo suficientemente caliente para fundir el metal instantáneamente. Así, con el fin de "cortar" el metal, es calentado para fundir y luego se sopla por la boquilla de mezcla de gases. Utilizar un soplete de corte es simple, no obstante se deben tomar precauciones para hacerlo correctamente.

Paso 1

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Comienza conectando el soplete de corte a las mangueras que vienen de cada uno de los cilindros de gas. Ten mucho cuidado al conectar la manguera de acetileno a la boquilla marcada "Gas" y la de oxígeno a la boquilla marcada "O2".

Paso 2

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Abre las boquillas de las botellas de los gases de acetileno y de oxígeno. Poco a poco destapa las rendijas de las boquillas del soplete, proporcionando primero más acetileno que oxígeno. Sostén el chispero a unas cuantas pulgadas o centímetros por delante de la boquilla y aprieta las manijas con rapidez para provocar una chispa.

Paso 3

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Chispea hasta que tengas encendido el acetileno y luego comienza a ajustar el oxígeno hasta que consigas una llamarada azul muy candente que sea finita y corta. Para cortar el metal con esta llamarada, ondea la punta (la parte justo por encima de la llama azul) a través del área que deseas cortar. El metal se volverá naranja y luego blanco, y con el tiempo se cortará.

Más reciente

×