Cómo usar vapor para remover puntos negros

Shimgray: Flickr.com

Los puntos negros son causados por poros obstruidos, usualmente cuando el sebo se mezcla con los pigmentos de la piel dentro de los poros. El vapor se usa para abrir los poros, lo que permite una más sencilla remoción de puntos negros. Las sesiones de vapor facial son hechas más efectivas usando hierbas o aceites esenciales, proveyendo una manera indolora de deshacerse de esas vergonzosas manchas. Sin embargo, sólo el vapor de agua caliente puede ser tan efectivo, si se usa adecuadamente.

Paso 1

Vierte un litro de agua en una gran cacerola. Lleva el agua a hervir sobre un fuego medio o fuerte. Quita la olla del fuego.

Paso 2

Añade las hierbas secas al agua y revuelve para mezclarlas. Ponte los guantes para horno para prevenir quemaduras. Mueve la olla desde la cocina a una superficie firme y plana, como una cubierta de mesa.

Paso 3

Haz una tienda sobre tu cabeza y la olla usando una vieja toalla. Deja tu cara allí a 6 pulgadas (15 centímetros) del agua durante 10 minutos. Asegúrate de que la toalla contenga el vapor para que penetre en tu piel.

Paso 4

Quita la toalla de tu cabeza y párate frente a un espejo. Pasa un trapo limpio de algodón o lana en círculos sobre los puntos negros, mientras lo empujas ligeramente para removerlos de los poros. Evita tocar tu cara con las manos.

Paso 5

Enjuaga tu cara con agua fría o aplica un astringente para cerrar los poros una vez que los puntos negros han sido removidos. Repite el vapor facial tantas veces como sea necesario, si es que los puntos negros testarudos todavía están metidos en los poros.

Más reciente

×