Cómo hacer que alguien sea más sensible a tus sentimientos

Escrito por anthony szpak | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que alguien sea más sensible a tus sentimientos
Las peleas a gritos a menudo conducen a sentimientos aún más dañados. (Thomas Northcut/Lifesize/Getty Images)

Que hieran tus sentimientos no se siente agradable, pero el dolor se agrava cuando sientes que a la persona ni siquiera le importa, como si tus sentimientos no fueran más que una carga que tiene que llevar. La tensión y los sentimientos heridos pueden crear un ambiente hostil en el trabajo o en casa ya que puedes creer que tus sentimientos no importan a la otra persona. Pero no tienes que sentirte impotente. Hacer que la persona sea un poco más sensible no solamente descansa sobre tus hombros. Puedes tomar medidas para trabajar hacia una mejor relación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lapicera
  • Libro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma un paso al costado del conflicto. Esta reacción no siempre es posible, especialmente si estás sentado al lado de la persona en un avión o mezclado en un cóctel. Pero trata de alejarte, incluso si es sólo para ir al baño. Toma una respiración profunda y recoge tus pensamientos. Gritar o llorar por la situación no suele ser la mejor solución. Quieres que la persona respete tus sentimientos, no que se compadezca de ti o se sienta atacada.

  2. 2

    Escribe o tipea la situación que causó que tus sentimientos sean heridos. No vas a mostrar a nadie esto, así que sé lo más honesto posible contigo mismo. ¿Tus sentimientos heridos coinciden con la situación o son desproporcionados? ¿Fue la situación o acción el verdadero problema o fue simplemente una parte de un patrón? Por ejemplo, cuando tu amigo no se ofreció a dividir una cuenta de restaurante, ¿era indicativo de su comportamiento normal? Concéntrate en tus verdaderos sentimientos, escribe todo lo que se te ocurra. Cuanto mejor se pueda articular y entender lo que sientes, mejor podrás comunicar el problema a otros. Decide si estás molesto por las acciones de la otra persona o más porque no te defiendes a ti mismo.

  3. 3

    Decide sobre un curso de acción. ¿Quieres hablar con la persona cara a cara? ¿En esta situación realmente vale la pena seguir adelante? ¿O te sientes cómodo escribiendo una carta o un correo electrónico? Cualquiera sea la manera, debes escribir lo que quieres decir. Apégate a los hechos de lo sucedido y expresa por qué están heridos tus sentimientos. No divagues o te quejes. Este paso consiste en conseguir que la otra persona respete tus sentimientos. Quieres ser asertivo, pero no demasiado agresivo ni insípido. Indica cómo prefieres ser tratado. O si no sientes la necesidad de decir nada de inmediato, piensa en maneras de animar a la persona a cambiar. Por ejemplo, es posible dar un cumplido a la persona cuando dice algo agradable o recordarle una cosa maravillosa que hizo y cuán considerado pensabas que era.

  4. 4

    Involucra a la otra persona, ya sea mediante el envío de la carta o haciendo una cita para hablar en persona. Elije un lugar apropiado para la conversación. Explícale amablemente tu problema, y ​​no ataques. Quieres que la persona te escuche y realmente escuchar lo que tiene que decir. Respetándola la animarás a respetarte a ti también. Ofrece un ejemplo de cómo prefieres que se manejen situaciones futuras para que puedas responder mejor.

  5. 5

    Da crédito y agradecimiento cuando la persona hace algo para demostrar que respeta tus sentimientos. El refuerzo positivo ayuda a construir la coherencia. Cuando daña tus sentimientos de nuevo, sin embargo, respetuosamente recuérdale lo que querías. Permanece diligente. No permitas que estas acciones sigan creciendo y te arriesgues realmente a dañar tu autoestima. Además, no ataques. Considera dejar a la persona a un lado si estás en público. Sé firme pero compasivo. Su comportamiento podría no cambiar en una noche. Recuérdale que estás tratando también.

Consejos y advertencias

  • Recuerda que tus sentimientos son tan importantes como los de la otra persona.
  • Busca resultados positivos para no detenerte sólo en lo negativo.
  • Identificar tus verdaderos sentimientos puede llevar tiempo. Dáte el espacio y la oportunidad de evaluar tu estado.
  • Tus sentimientos heridos pueden llevar a acciones o comportamientos hirientes, incluso sin que lo sepas. Si te ves realizando este tipo de comportamiento, detente y hazte a un lado para analizar por qué te comportas así.
  • Aunque no puedas controlar las palabras o acciones de otra persona, puedes controlar las tuyas propias.
  • Busca maneras de ver las críticas de otras personas como formas de mejorar.
  • Dibujar a menudo puede ayudar a los niños a expresar sentimientos que no pueden explicar verbalmente.
  • Evita la violencia física y verbal a toda costa.
  • Si llevas la situación a la luz en un espacio público o a una situación inadecuada, corres el riesgo de herir los sentimientos y el orgullo de la otra persona.
  • Ten cuidado de no generalizar. ¿Estás considerando un evento fuera de sus proporciones?

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles