Cómo alimentar una salamandra

Escrito por ehow contributor | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo alimentar una salamandra
La salamandra necesita una dieta variada. (salamander image by Wojciech Gajda from Fotolia.com)

Alimentar a tu salamandra puede ser divertido, ¡y reunir o comprar las fuentes de alimentos puede suponer la mitad de la diversión o más! Alimenta a tu salamandra con muchos tipos de insectos y algunos peces para asegurarle una dieta adecuada y equilibrada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Insectos
  • Camarón de mar o guppies
  • Escamas de pescado o alimento para perros triturado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Investiga tu especie específica de salamandra. Determina si es acuática o terrestre y qué tipos de fuentes alimenticias puede preferir comer.

  2. 2

    Compra o reúne cucarachas, grillos, langostas, babosas y moscas. Alimenta con insectos vivos a tu salamandra, ya que el movimiento los atrae e les indica que la presa es adecuada para ser comida.

  3. 3

    Bríndale bichos de bola, escarabajos y ciempiés pequeños como una recompensa. Estos insectos están disponibles alrededor de las residencias y debajo de la vegetación y la madera vieja y podrida

  4. 4

    Ofrécele gusanos a tu salamandra. Los gusanos blancos, lombrices, gusanos negros, gusanos rey y supergusanos tienen un alto contenido nutricional y son más digeribles para la salamandra que los gusanos de la harina.

  5. 5

    Aumenta el contenido nutricional del alimento de tu salamandra esparciendo alimento para perros triturado o escamas de pescado sobre el mismo. Tu salamandra se beneficiará, ya que son más nutritivos que la presa viva sola.

  6. 6

    Establece una colonia de guppies o camarón de mar para tu salamandra si tienes pensado estar fuera por poco tiempo. Las salamandras tendrán una fuente constante de alimentos y se verán atraídas por el movimiento de los animales.

Consejos y advertencias

  • Durante los meses de invierno, invierte en una solución de vitaminas especiales para salamandra. Sumerge el alimento en la solución y aliméntala para mantenerla sana.
  • Alimentar a tu salamandra con una amplia variedad de alimentos le asegura una dieta saludable y equilibrada.
  • Las salamandras deberían ser alimentadas con presas vivas diariamente, pero sus hábitos alimenticios pueden ser dictados por sus preferencias individuales y su edad. Toma estos factores en cuenta cuando establezcas el patrón de alimentación.
  • Alimenta a tu salamandra sólo con lo que pueda comer de una sola vez. El exceso de alimentación puede favorecerle el comer en exceso; la comida que no come se puede pudrir y será una fuente de bacterias perjudiciales para tu salamandra

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles