El antiguo dios romano de la guerra

Escrito por frank b. chavez iii | Traducido por soledad gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El antiguo dios romano de la guerra
César Augusto consideró a Marte como su protector especial. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Antes de adoptar el cristianismo en el siglo IV, los romanos, al igual que muchas otras culturas antiguas, eran politeístas. Marte, el dios de la guerra, era una de las deidades más importantes de su vasto panteón. Él sólo fue superado por Júpiter, el rey de los dioses. Él era un protector de Roma, junto con Júpiter y otro dios de la guerra llamado Quirino.

Otras personas están leyendo

Agricultura

Roma fue fundada por agricultores que inicialmente adoraban a Marte como un dios de la agricultura. Según la leyenda, Marte era el hijo de Juno, la reina de los dioses. Quedó embarazada con él después de tocar una planta mágica que recibió como regalo de flora, la diosa de la primavera. Los romanos celebraban fiestas de Marte en marzo, mes que fue de esta manera nombrado por él, y al comienzo de la cosecha en octubre. Marte también fue el dios patrón de los caballos y sus festivales normalmente incluyen carreras de caballos.

Romulo y Remo

Los romanos creían que Marte era el padre de Rómulo y Remo, los legendarios fundadores de Roma. Según el mito, Marte sedujo a una sacerdotisa llamada Rhea Silva mientras dormía, y ella dio a luz a dos niños gemelos. Un rey malvado llamado Amulio arrojó a los niños al río Tíber, pero Marte protegió la canasta que flotaban en el hasta que llegó a la orilla. Una loba encontró a los bebés que lloraban y los amamantó mientras que un pájaro carpintero los alimentó con restos de comida. Los chicos fueron finalmente descubiertos y criados por un pastor y su esposa. Cuando crecieron, Rómulo supuestamente construyó la ciudad de Roma.

Guerra

Como los romanos se hicieron más belicosos, Marte se convirtió en el dios de la guerra. Los romanos admiraban la cultura griega y dieron a Marte muchos de los atributos de Ares, el dios de la guerra griego. Los soldados romanos entrenados en el campo sagrado de Marte, el Campo Martius, y los sacrificios realizados en su templo por las victorias militares. Los romanos creían que Marte podría protegerlos ya que eran descendientes de Rómulo. Según la leyenda, el escudo de Marte una vez bajó de los cielos y fue encontrado por el temprano rey romano Numa Pompilio. Numa creía que el escudo era vital para el futuro de Roma, así que lo colgó en un santuario junto con 11 copias diseñadas para engañar a los ladrones. También creó una orden de sacerdotes para proteger el santuario. Durante las fiestas a Marte, estos sacerdotes vestidos con armaduras realizaban danzas de guerra. César Augusto, el primer emperador romano, adoraba a Marte como su protector personal y construyó varios templos en su nombre.

Los celtas

Cuando los romanos conquistaron a los celtas en Francia y Gran Bretaña llevaron a Marte con ellos. Según el "Diccionario de la mitología celta", los romanos por lo general daban a los dioses nativos celtas atributos similares a sus propios dioses, con nombres en latín. Los celtas también absorbían a los dioses romanos en panteones locales. Los historiadores creen que la versión celta de Marte era menos belicosa que la versión romana. En la Gran Bretaña romana era adorado como un dios sanador con el nombre Loucetius. En Alemania fue llamado Lenus y Marte Lenus. Los celtas asociaban a Marte con el ganso, al que consideraban un centinela agresivo y alerta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles