Consejos para macerar frutas

Escrito por morgan o'connor | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para macerar frutas
Las técnicas de maceración hacen que la fruta se vuelva más dulce. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Cuando se trata de la fruta, la maceración se refiere a dos procesos diferentes pero relacionados entre sí. En uno, empapas la fruta en líquido y permites que absorba el sabor. En el otro, simplemente espolvoreas la fruta cortada con azúcar, lo que saca algo de la humedad y permite que la fruta se remoje en sus propios jugos. Ambos procesos dan un sabor adicional a la fruta, sumergirla en un líquido diferente te permite añadir varios sabores, mientras que espolvorearla con el azúcar y permitir que se sumerja en su propio jugo lo que la hace más dulce.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo, opcional
  • Recipiente no reactivo
  • Líquido con sabor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Mejora la fruta

  1. 1

    Troza o corta cualquier fruta que no desees macerar completa. Esto podría incluir frutos grandes, como las manzanas y los melocotones (de los que debes eliminar los huesos) o frutos pequeños que quieres servir a trozos o en rodajas, como las fresas. Si estás utilizando frutos secos o fruta fresca pequeña, no te preocupes por rebanar o cortar.

  2. 2

    Coloca la fruta en un recipiente no reactivo. Agrega suficiente líquido con sabor de tu elección para cubrir la fruta. Las opciones incluyen vino, licor, zumo o incluso vinagre. Si deseas utilizar el método de maceración con azúcar, espolvorea la fruta cortada con azúcar suficiente para cubrir la totalidad de sus lados expuestos. En este método, considera agregar un poco de limón o jugo de limón para realzar más el sabor ácido si no quieres que la fruta sea demasiado dulce.

  3. 3

    Agrega los otros ingredientes que deseas utilizar para dar sabor a la fruta. Estos pueden ir desde lo sutil, como la vainilla o la miel, a lo dramático y lleno de sabor, como pimentón ahumado o pimienta de cayena. Otras opciones incluyen varios extractos, hierbas frescas, el jengibre, la ralladura de cítricos, un poco de vinagre balsámico, o cualquier otra cosa que crees que añadirá sabor a la fruta.

  4. 4

    Cubre el tazón con una envoltura de plástico o una tapa. Permite que la fruta repose durante media hora como mínimo. Idealmente, debes darle un día completo. Las frutas secas toman más tiempo que la fruta fresca, y las frutas enteras (como las uvas) toman más tiempo que las rodajas del mismo tamaño. Prueba la fruta cuando pienses que debería estar casi lista, esto te ayudará a determinar si debes continuar la maceración o usarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles