Un desayuno saludable en la mañana para después de hacer ejercicio

Escrito por shelley frost | Traducido por carlos paulucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Un desayuno saludable en la mañana para después de hacer ejercicio
Los huevos y el pan tostado de grano entero suministran carbohidratos y las proteínas. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Un entrenamiento por la mañana temprano le da a tu cuerpo un comienzo saludable para el resto del día. Seguir ese entrenamiento con un desayuno saludable mantendrá tu cuerpo en el camino correcto. Tu cuerpo necesita ser repuesto después de quemar energía. MayoClinic.com recomienda comer una comida con carbohidratos y proteínas no más de 2 horas después de terminar tu entrenamiento. Los electrolitos ayudan a la recuperación muscular después del entrenamiento.

Otras personas están leyendo

Fruta

La fruta incorpora vitaminas y minerales con un alto contenido de agua para ayudar a hidratar tu cuerpo después de hacer ejercicio. Las bananas suministran magnesio y potasio para satisfacer tu necesidad de electrolitos. Come el plátano con tu tipo favorito de mantequilla de nuez para agregar proteínas a la mezcla. Las bananas y otras frutas también funcionan bien en un batido de la mañana que ayuda con tu entrenamiento y a la posterior hidratación. Mezcla la fruta con hielo y leche para un desayuno simple. Una porción de fruta fresca también es una buena opción como parte de tu desayuno posterior al entrenamiento.

Huevos

Los huevos aportan proteínas desde un paquete pequeño y económico. Incorpóralos en el desayuno posterior al entrenamiento para una rápida fuente de proteína. Puedes hacer los huevos duros para comerlos rápidamente antes de seguir adelante con el resto de tu día. Estos también son portátiles si tienes que comer sobre la marcha. Huevos revueltos o versiones distintas con pan también sirven para un desayuno caliente. Combina los huevos con hidratos de carbono para equilibrar la proteína.

Cereales integrales

Los granos enteros reabastecen tu cuerpo con carbohidratos para darte energía para el resto del día. El pan integral ofrece una solución rápida para el desayuno. Tuesta el pan y cúbrelo con mantequilla de maní para combinar los hidratos de carbono con proteínas. Un plátano en rodajas en la parte superior incorpora el potasio y el magnesio que te beneficiará después del ejercicio. Si no quieres meterlo en una tostadora, simplemente hazte un sándwich de mantequilla de maní natural con los plátanos o sin estos. O prepárate una tortilla de trigo entero si lo prefieres. Para los cereales calientes, cocina un plato de cereal caliente como avena o quinua con canela, frutas y una pequeña cantidad de edulcorante si lo deseas.

Lácteo

Los productos lácteos ofrecen otra fuente de proteínas para el desayuno. Para mantenerte sano, elije versiones bajas en grasa en sus productos lácteos favoritos. El yogur bajo en grasa encaja bien con el desayuno. Se usa en batidos, además de hojuelas integrales o en tu propio mezclado con fruta fresca. La leche desnatada en sí misma como una bebida o mezclada en alimentos como batidos o cereales calientes también sirven para el desayuno. Para algo diferente, prueba con requesón con poca grasa cubierta con canela y fruta fresca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles