Cómo descongelar camarones congelados y comerlos

Escrito por nikki jardin | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo descongelar camarones congelados y comerlos
Un salteado de camarones y pasta es una comida rápida y fácil. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El Consejo de Comida de Mar de Nueva York informa de que el camarón "es el producto del mar congelado más vendido por minoristas", un hecho que habla de la popularidad de este sabroso marisco. Servidos como aperitivo o elemento principal en ensaladas, frituras y pinchos para asado, los camarones aparecen en todo tipo de menús. Comercialmente, los camarones congelados vienen en bloques de cinco libras (2,27 kilos), pero el cliente minorista típico puede encontrar paquetes más pequeños en los supermercados. Varios métodos seguros para descongelar camarón cumplen con los requisitos de seguridad del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos, por sus siglas en inglés).

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un contenedor plástico o de vidrio
  • Una bolsa plástica autosellable

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Descongela los camarones en el refrigerador durante la noche. Ésta es la forma más fácil de descongelarlos, aunque no la más rápida. Mantén los camarones en su empaque y colócalos en un plato o en un recipiente lo suficientemente grande como para mantenerlos, de modo que haya espacio para contener el agua que se derrite del empaque.

  2. 2

    Mete el camarón congelado en un paquete hermético, como una bolsa de plástico sellable, y luego colócalo en un recipiente. Descongela el camarón bajo una corriente lenta de agua fresca en el fregadero de la cocina. Este método funciona bien cuando los camarones deben descongelarse rápidamente. No utilices agua caliente, aunque pueda ser más rápido, ya que esto esencialmente iniciará el calentamiento del camarón antes de su cocción, introduciendo bacterias. Si no deseas conservar el agua corriendo, cámbiala cada 30 minutos para mantenerla fría.

  3. 3

    Cocina los camarones dentro de los dos días siguientes a la descongelación, para obtener mejores resultados. Si lo deseas, pela los camarones antes de la cocción, comenzando en la base de la cola y jalando la cáscara. Algunos cocineros mantienen las colas cómo un elemento decorativo, mientras que otros prefieren quitar las conchas completamente. Mantén las cáscaras para hacer caldo de pescado más tarde o simplemente deséchalas.

  4. 4

    Desvena los camarones, colocándolos de lado y haciendo un pequeño corte a lo largo de la parte posterior. Busca una línea oscura que recorre el cuerpo del marisco, y remúevela con la punta del cuchillo. Cortar más profundo en la parte posterior permite cocinar camarones al estilo "mariposa", cortando y presionando la carne abierta para crear este efecto decorativo.

  5. 5

    Lava bien tus manos después de manipular alimentos crudos. Tómate el tiempo para limpiar también el mostrador, la tabla de cortar y el cuchillo con limpiador antibacterial, con el fin de prevenir la contaminación cruzada de la zona de cocción.

  6. 6

    Coloca los camarones en brochetas para cocinarlos a la parrilla o sueltos. Precalienta la parrilla por 10 minutos, rocía una pequeña cantidad de aceite y sazonadores cómo cilantro, cúrcuma, curry en polvo, ajo o jugo de limón, y cocina por tres a cinco minutos o hasta que la carne tenga un color blanco nacarado. Permite que el camarón repose por dos minutos antes de servirlo.

  7. 7

    Saltea con ajo, mantequilla y jugo de limón para hacer cigalas de camarones. Sirve sobre una cama de fideos de pasta con pan rústico para una comida sencilla. Como una alternativa, saltea con el jengibre y el ajo fresco y sirve con vegetales salteados con arroz o con una salsa de curry de coco sobre los fideos. Cuando prepares estas recetas, lo mejor es arrancar las colas de los camarones para que los comensales no tengan que hacerlo.

  8. 8

    Sirve los camarones fríos como aperitivo con salsa cóctel. Crea una salsa rosa rápida, mezclando rábano picante con salsa de tomate y jugo de limón. Los camarones fríos también son una deliciosa adición a las ensaladas verdes frescas.

Consejos y advertencias

  • Al servir camarones en un bufé, acomoda los mariscos en un recipiente hundido en hielo para mantenerlos fríos y seguros para su consumo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles