Lifestyle

Las diferencias entre las libélulas y los caballitos del diablo

Escrito por jackie carroll | Traducido por soledad gomez
Las diferencias entre las libélulas y los caballitos del diablo

En climas calurosos las libélulas señalan su cola hacia arriba para reducir al mínimo el área de superficie expuesta al sol.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los caballitos del diablo y las libélulas son insectos con un antiguo linaje. Durante el Carbonífero, algunos de sus antepasados ​​tenían una envergadura de hasta 30 pulgadas (76 cm), pero las libélulas y caballitos del diablo de hoy en día rara vez tienen una envergadura de más de 7 pulgadas (17 cm). Las libélulas, que son más grandes y más activas que los caballitos del diablo, son más fáciles de observar y son un tema más interesante para los naturalistas aficionados que los caballitos del diablo, que son frágiles y difícil de alcanzar. Las libélulas y los caballitos del diablo componen el orden Odonata, que incluye 6.000 especies que se dividen en 27 familias.

Alas

Tanto los caballitos del diablo como las libélulas tienen dos pares de alas, llamadas alas delanteras y traseras. En los caballitos del diablo, las alas son similares en tamaño y forma, aunque las alas posteriores son un poco más cortas en algunas especies. Las alas posteriores de las libélulas son más amplias y tienen una forma diferente a las alas anteriores. Las alas de una libélula están apoyadas sobre fuertes músculos que las haciéndolas ágiles voladoras, capaces de recorrer largas distancias e incluso migrar a otros lugares. Los caballitos del diablo son voladores débiles que se quedan cerca de casa.

En descanso

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una libélula descansa con sus alas extendidas, mientras que un caballito del diablo tiene sus alas sobre la espalda cuando esta posado. Las libélulas toman diferentes posiciones de descanso para controlar la temperatura de su cuerpo. En climas calurosos, apuntan la cola hacia arriba para limitar la superficie corporal expuesta al sol. En climas más fríos, aplanan su cuerpo para absorber tanto calor del sol como sea posible. Los comportamientos que permiten a una libélula conservar o liberar calor se llaman termorregulación.

Poniendo huevos

Los caballitos del diablo hembras tienen oviscaptos, o tubos que ponen huevos, que utilizan para perforar los tejidos vegetales y poner sus huevos en el interior de las plantas en o por debajo del nivel del agua. A veces permanecen bajo el agua durante más de una hora para depositar sus huevos. Durante este tiempo, respiran el aire atrapado por las alas y los pelos de todo su cuerpo. Poner los huevos en el interior de los tejidos vegetales asegura que cuando los niveles de agua sean bajos y las plantas estén expuestas al aire, los huevos no se sequen. Las libélulas hembras no tienen oviscapto y simplemente dispersan sus huevos sobre el agua o sobre la superficie de la vegetación flotante.

Otras diferencias

Tanto las libélulas como los caballitos del diablo tiene ojos grandes y prominentes. En los caballitos del diablo, los ojos están separados por un ancho equivalente al tamaño de uno de ellos, mientras que los ojos de una libélula están más juntos, a veces reunidos en el centro. Durante el día, las libélulas permanecen constantemente volando. Los caballitos del diablo hacen vuelos cortos para cazar o investigar, e inmediatamente regresan a su posición.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media