La estructura de la tierra de las plantas enmacetadas

Escrito por cody sorensen | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La estructura de la tierra de las plantas enmacetadas
El suelo apropiadamente estructurado vigoriza el crecimiento, la floración y el crecimiento de los frutos en las plantas enmacetadas. (pepper image by Vladimirs Koskins from Fotolia.com)

Investiga qué es lo que necesitan las raíces de las plantas antes de llenar las macetas con tierra. Si usas el balance correcto las harás más fuertes, sanas y crecerán más rápido. Siempre y cuando la estructura de la tierra y su composición estén bien, no las deberás cambiar de maceta ni cambiarles la tierra por varios años. La planta debería poder prosperar en esta tierra mientras haya lugar para que las raíces crezcan. Cuando los nutrientes del suelo ya no son los suficientes para soportar la vida de la planta, debes hacer una reestructuración, al mismo tiempo que cambias de maceta.

Otras personas están leyendo

Porosidad

Las raíces de las plantas necesitan bolsillos de aire alrededor para permitir la descomposición de la materia orgánica y un buen drenaje. Cuando el oxígeno se mezcla con la materia orgánica, ésta se descompone y se liberan los nutrientes del suelo para que alimenten a las raíces. Los bolsillos de aire permiten que haya un drenado apropiado del agua. La pudrición de las raíces generalmente sucede cuando las plantas enmacetadas quedan en el agua por un período largo de tiempo. La porosidad del suelo permite que toda la tierra de una maceta se humedezca y deje pasar el agua hacia la bandeja que tiene debajo. Las astillas de corteza, la arena, la perlita, la roca de lava y la vermiculita son materiales comunes usados para crear porosidad.

Materiales que retienen al agua

El 95% del agua que necesitan las plantas lo provee el suelo por medio del sistema de raíces. Si existen materiales para que el suelo no retenga el agua, la planta la pasará mal porque no podrá satisfacer sus requerimientos. La turba es altamente absorbente y es buena reteniendo agua. Mezclada con la tierra, ayuda a retener el agua para que la planta beba y hasta asiste en la creación de bolsillos de aire. Una capa de turba arriba del suelo ayuda a reducir la evaporación.

Materia orgánica nutritiva

El abono es materia orgánica descompuesta que se ha roto en finas partículas. La materia orgánica descompuesta ocurre naturalmente en el mundo alrededor de nosotros. Cuando se le agrega abono a la tierra para macetas, se le dan los nutrientes que las plantas necesitan. El oxígeno y el agua se mezclan con el abono y los nutrientes que se liberan alimentarán la planta. El nitrógeno es uno de los nutrientes más beneficiosos para el crecimiento de una planta. Los abonos orgánicos se pueden encontrar en tu vivero local o tienda de provisiones para el jardín.

Encontrando el balance específico de la planta

Algunas plantas disfrutan crecer en un suelo húmedo, mientras que otras aman las condiciones secas. La estructura estándar del suelo para las plantas enmacetadas es de 50% de turba, 25% de tierra para macetas esterilizada y 25% de perlita. Coloca estos materiales en un balde y mézclalos hasta que estén bien combinados. La tierra debe cubrir la parte de arriba de las raíces, más o menos 1/2 pulgada (0,6 cm), cuando termines de plantar. Esto le dará una estructura de suelo poroso, con retención de agua y rico en nutrientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles