Forma barata de hacer un whisky en casa

Escrito por colette larson | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Forma barata de hacer un whisky en casa
Forma barata de hacer un whisky en casa. (Whiskey image by erbephoto from Fotolia.com)

El whisky se define generalmente como una bebida alcohólica derivada de un puré de grano fermentado, principalmente de cebada, maíz, centeno y trigo. Aunque es ilegal en los Estados Unidos, la destilación de whisky en casa está creciendo silenciosamente cada vez más en popularidad como un hobby. El proceso de destilación aumenta el contenido de alcohol del puré. El proceso se basa en la evaporación del líquido que luego es condensado para reformar el líquido mientras se concentra el alcohol producto de la fermentación.

Otras personas están leyendo

Obtén un destilador

Varias empresas fabrican destiladores que son apropiados para usar en el hogar, o puedes crear el tuyo propio. Los alambiques se utilizan comúnmente para producir whisky o licor donde el whisky adquiere su sabor real del propio puré, mientras que los alambiques de reflujo o de fraccionamiento se utilizan para hacer un alcohol neutro que se añade después del proceso de destilación. Asegúrate de que tu destilador esté hecho de cobre o metal inoxidable. El aluminio o el estaño producirán un alcohol que puede causar enfermedades y ceguera.

Reúne los materiales

Para hacer un whisky tradicional, tu base será el grano de trigo o de centeno. Diferentes granos producen diferentes tipos de alcohol: la caña de azúcar o melaza crea ron, el maíz crea el aguardiente, la cebada o el arroz crea la cerveza, las uvas hacen vino, el jugo de manzana hace sidra dura, el arroz crea el sake, y el centeno o patatas hacen vodka. Para un whisky de centeno básico, tendrás que comprar 7 libras (3,17 Kg) de centeno, 2 libras (0.9 Kg) de cebada, 1 libra (0,45 Kg) de malta, 3 gramos de levadura y 1 gramo de fluoruro de amonio.

El proceso de fermentación

Calienta 6 galones (22,71 lts) de agua a 70 grados Fahrenheit (21,11 ºC). Añade la malta y el grano mientras continúas agitando la mezcla. Continúa la agitación mientras elevas la temperatura unos 5 grados cada 2 minutos hasta que la mezcla se caliente a 160 grados F (71,11 ºC). Revuelve constantemente durante dos a tres horas a esta temperatura. Esto convertirá el almidón en azúcar líquida fermentable y dextrina. Filtra el líquido y viértelo en el cubo de fermentación. Tan pronto como el puré se enfríe entre 70 y 80 grados F(21,11 y 26,66 ºC), añade los 3 gramos de levadura para fermentar el grano y 1 gramo de fluoruro de amonio para prevenir la fermentación adicional y la contaminación. Agítala durante un minuto para la homogeneización de la mezcla antes de cubrir el cubo. Séllalo con una bolsa de aire. Deja que se fermente durante 5 a 7 días.

Destilación del alcohol

Vierte el líquido fermentado en el destilador, filtrándolo a través de una funda de almohada para eliminar cualquier partícula sólida. El destilador entonces separará el alcohol del agua. No hay una cantidad fija de tiempo para la destilación de alcohol. Algunos aficionados destilan durante 10 horas, mientras que otros continúan el proceso durante 100 días. La regla general es que mientras más largo sea el proceso de destilación, más fuerte será el alcohol. Una vez que hayas terminado la destilación, descarta los primeros 100 a 200 mililitros de alcohol destilado para eliminar todos los alcoholes peligrosos, incluyendo el metanol. Dilúyelo tanto como sea necesario hasta crear una bebida con fuerza, por lo general, en un 20 a 40 por ciento. Guarda el whisky en los frascos o barriles para el añejamiento hasta que estés listo para disfrutar de tu bebida casera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles