Fungicida sistémico para árboles y arbustos

Escrito por shawna kennedy | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fungicida sistémico para árboles y arbustos
Las infecciones fúngicas pueden reducir las cosechas y dañar a los árboles. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los hongos causan más problemas para los jardineros que cualquier otro tipo de enfermedad. Existen más de 8000 tipos de infecciones fúngicas, según la Ohio State University. Los hongos atacan las plantas ornamentales así como también los arbustos comestibles y los árboles. Si no se los controla, estos organismos debilitan e incluso pueden matar a tu planta. Los científicos han desarrollado varias formas de combatir los hongos, incluyendo especies de ingeniería genéticamente resistente y han formulado diferentes tipos de fungicidas.

Otras personas están leyendo

Hongos

Los hongos son organismos que carecen de clorofila y, por lo tanto, no pueden realizar la fotosíntesis. Por este motivo deben atraer la energía de su planta huésped. Las esporas de estos organismos atacan tu árbol o arbusto y se multiplican rápidamente especialmente en climas húmedos. A medida que estos organismos se alimentan, debilitan a la planta y destruyen las frutas y flores. Diferentes tipos de plantas son susceptibles a diferentes tipos de hongos. Las rosas son propensas a los puntos negros y al oídio, los naranjos son propensos a la fumagina. Los cerezos también pueden ser presa del moho gris.

Fungicidas

Los fungicidas se utilizan para la prevención o eliminación de varios tipos de hongos que dañan o matan arbustos y árboles. Existen dos tipos de fungicidas: sistémicos o de contacto. Los fungicidas de contacto se rocían o aplican a las hojas de las plantas donde trabajan de forma externa. Los fungicidas sistémicos son absorbidos por la planta donde refuerzan las defensas de la misma contra los tipos de hongos. Este fungicida funciona desde el interior.

Aplicación

El fungicida sistémico se puede aplicar mediante varios métodos diferentes. El método foliar es el que consiste en rociar el fungicida sobre la planta. Cuando se utiliza este método es importante cubrir el envés de cada hoja para garantizar que toda la planta pueda absorber el producto. La aplicación granular generalmente se rocía a una distancia desde la base del arbusto o árbol hasta la de goteo, o donde el agua cae desde las ramas. Esta es una distancia idea para que las raíces absorban el producto y lo distribuyan al resto de la planta. Para asegurarse de que el fungicida quede donde quieres, espárcelo en una zanja poco profunda alrededor del árbol en la línea de goteo.

Preocupaciones medioambientales

Como con cualquier químico que introducimos al medioambiente, algunos peligros también están asociados con fungicidas sistémicos. Los fungicidas se deben utilizar en correlación con algunas medidas preventivas. Mantén las hojas de tu planta secas regándolas desde el suelo en lugar de hacerlo desde arriba. Poda tu árbol o arbusto para asegurar una correcta ventilación. Quita inmediatamente cualquier hoja o tallo enfermo. Rastrilla las hojas caídas inmediatamente para evitar ofrecer un caldo de cultivo para los hongos.

Resistencia

Un peligro al utilizar el fungicida sistémico es la posibilidad de los hongos desarrollen una resistencia a los químicos del producto y se hagan más letales que antes. Esto sucede cuando el fungicida mata todo salvo algunos tipos resistentes más fuertes de hongos. Después de continuas aplicaciones, el tipo hongo resistente domina la zona y se multiplica sin ser controlado. Según la University of Kentucky Extension, el peligro de desarrollar la resistencia de los hongos aumenta cuando los fungicidas sistémicos se utilizan de forma incorrecta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles