Fungicida para tomates hecho en casa

Escrito por vex morgenstern | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fungicida para tomates hecho en casa
Muchos objetos de casa son efectivos en tratamientos anti-fúngicos para los tomates. (Comstock/Comstock/Getty Images)

La mejor forma para los jardineros de asegurarse de que sus tomates son completamente orgánicos es hacer pesticidas y fungicidas en casa. No sólo es más saludable usar materiales caseros, sino que además ahorrarás bastante dinero con el tiempo. Muchos ingredientes anti-fúngicos se encuentran en la mayoría de las cocinas, y mezclarlos para conseguirlos lleva poco tiempo.

Otras personas están leyendo

Fungicida de bicarbonato de soda

El bicarbonato de soda es una componente blanco soluble que a menudo se usa como un fungicida para las plantas. Mezcla 4 cdtas. de bicarbonato de soda y 1 de aceite horticultural, aceite cítrico o molasa en un galón (3,78 l) de agua. Bátelo bien hasta disolver el bicarbonato. Coloca parte de esta mezcla en una botella con rociador y rocíala sobre cualquier parte de la planta que presente síntomas de enfermedades fúngicas como moho, manchas negras o parche marrón. Si no tienes bicarbonato, el carbonato de potasio es un buen sustituto.

Fungicidas de harina de maíz

Otro ingrediente común en la cocina que puede servir como fungicida para el tomate es la harina de maíz. Según el jardinero orgánico Howard Garrett, la harina de maíz tiene propiedades anti-fúngicas naturales y puede usarse en cualquier tipo de rociador al mezclarse con agua. Para hacer este preparado, empapa 1 taza de harina de maíz en 5 tazas de agua durante una hora, o hasta que el agua se vea opaca y lechosa. Retira la harina sólida y rocía el liquido lechoso resultante sobre las plantas de tomate.

Fungicida de vinagre

El vinagre también se encuentra en la mayoría de las cocinas y tiene propiedades anti-fúngicas efectivas para las plantas. Para hacer fungicida de vinagre para los tomates, diluye 3 o 4 cucharadas de vinagre en un galón (3,78 l) de agua y rocía la mezcla sobre las plantas de tomate. El vinagre de sidra de manzana es el vinagre más natural, pero Howard Garrett dice que el vinagre blanco es el más efectivo cuando se trata de eliminar los hongos de las plantas.

Aceites esenciales anti-fúngicos

Varios aceites esenciales tienen también propiedades anti-fúnigcas, entre ellos el aceite cítrico, el aceite de menta, el de orégano, el de ajo, el de raíz de uva y el de naranja. Puedes mezclarlos en otros tipos de fungicidas caseros, o usarlos en agua diluida.

Té de compost

El té de compost es un preparado hecho de compost diluido en agua, y debe su nombre al color del té helado del líquido diluido. Para prepararlo, llena un balde con partes iguales de compost y agua. Deja que esta mezcla se filtre entre 10 y 14 días, luego retira los sólidos y dilúyelo en agua hasta que tenga la consistencia adecuada para rociar. Aplica la mezcla a las hojas de la planta de tomate, especialmente las que tengan hongos visibles.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles