Una historia de la toma de decisiones

Escrito por walter johnson | Traducido por nayadet salazar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una historia de la toma de decisiones
Todos los principales filósofos han desarrollado una idea del alma del ser humano, sus partes y su rol en la toma de decisiones. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

La idea de decisión está en el ámbito de la filosofía, específicamente, en la preocupación sobre la voluntad y sus motivaciones. Esto es fácilmente aplicable a los negocios y a las decisiones financieras personales, desde que una valora lo que mostrará por sí mismo en las propias decisiones de inversión o políticas de la empresa. Todos los principales filósofos han desarrollado una idea del alma del ser humano, sus partes y su rol en la toma de decisiones.

Otras personas están leyendo

El mundo antiguo

Platón colocó elección humana en la vanguardia de su ética. El ser humano puede tomar decisiones en una de las siguientes maneras: la elección puede venir de la razón, del deseo de poder y gloria o de la peor forma de elección, el deseo de placer. En muchos aspectos importantes, este concepto de elección dominó a los mundos griegos, romanos y medievales. La idea aquí es ver qué motiva a la voluntad. San Agustín sostuvo que la elección estaba basada en lo que uno ama. Si uno ama a Dios y sólo a Dios, entonces las elecciones que hagas serán muy diferentes a que si amas el poder, el dinero o la fama.

Una historia de la toma de decisiones
Platón colocó elección humana en la vanguardia de su ética. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Estado de naturaleza

El pensamiento social moderno también se deriva de un concepto de decisión. Para Thomas Hobbes, John Locke y JJ Rousseau, todos los seres humanos vivían en el "estado de naturaleza" al mismo tiempo. El "estado de naturaleza" fue una época de anarquía total. Las personas finalmente tomaron la decisión de formar sociedades. En última instancia, toda la vida social provenía de una decisión primordial que era rechazar el mundo sin asociación y ley, y formar un gobierno que cumpliría las necesidades de todos los miembros. Para Rousseau, esto se encontraba en la "voluntad general". Esta voluntad es un modo de hacer que cada miembro de la asociación considere qué es lo mejor para el grupo. Lo que, en otras palabras, es el bien social. Todos los conceptos de satisfacción individual deben ser eliminados de la mente. Una vez hecho esto, entonces la justicia reinará. Por lo tanto, la justicia se basa en la decisión.

Una historia de la toma de decisiones
El pensamiento social moderno también se deriva de un concepto de decisión. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Pensamiento económico moderno

El capitalismo moderno nos consideró animales económicos de la humanidad, y que nuestras decisiones se basan en lo que es bueno para nuestra vida económica. Los teóricos del "estado de naturaleza" fueron idénticos en este sentido. El pensamiento moderno sobre las decisiones deriva en gran parte del propio interés, el estado permanente de todos los seres humanos. Esto establece ideas modernas, aparte de las antiguas que existían sobre la toma de decisiones. El capitalismo, que se deriva de Adam Smith y sus seguidores, sostenía que las decisiones eran maximizadas en un universo acotado. Esto significa que nuestras decisiones buscan nuestro bien financiero. Estamos "limitados" en las restricciones de la competencia que tenemos, la escasez de recursos, el análisis costo-beneficio y los rendimientos decrecientes que alteran la naturaleza de nuestro pensamiento.

Una historia de la toma de decisiones
El pensamiento moderno sobre las decisiones deriva en gran parte del propio interés, el estado permanente de todos los seres humanos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Retornos decrecientes

Una parte importante de la toma de decisiones económicas corresponde al beneficio marginal esperado. Esto significa que a medida que añadimos unidades a nuestro análisis, cada unidad añadida agregará menos al depósito de nuestro beneficio. Por ejemplo, pones en marcha una tienda de ropa. Los suéter de Michael Vick tienen una alta demanda. Vas al proveedor NFL y ordenas 1000 suéter para inventario. Los rendimientos decrecientes dicen que los primeros 100 más o menos se venderán rápido, y a un precio alto. Esto significa que obtendrás una ganancia rápida. Los próximos 200 se venderán más lento. Los próximos 300 tomará mucho más tiempo que se vendan, y tendrás que bajar el precio. Los últimos 400 suéter podrían no venderse en lo absoluto, y perderás dinero. A medida que se añade cada unidad, hay una caída en la utilidad esperada, o beneficio. Esta es otra limitación importante para la toma de decisiones en el mercado moderno. Idealmente, cada decisión maximizará el beneficio esperado y sin "exagerar".

Una historia de la toma de decisiones
A medida que se añade cada unidad, hay una caída en la utilidad esperada, o beneficio. (Siri Stafford/Photodisc/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles