Cómo instalar bloques de piedra verticalmente

Escrito por bob haring | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo instalar bloques de piedra verticalmente
El revestimiento de piedra da a una casa un aspecto robusto y resistente, que también es atractivo. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

El revestimiento de piedra da a una casa un aspecto robusto y resistente, que también es atractivo. Se pueden utilizar muchos tipos de piedra para el revestimiento, a partir de tiras estrechas de paneles grandes. También se pueden utilizar piedras redondas, como los de los lechos de arroyos y ríos, pero son más difíciles de manejar y pueden requerir instalación profesional. Las piedras de cantera, cortadas en formas regulares, son más fáciles de usar. Las piedras más fáciles de usar para revestimiento son las que se cortan finas, específicamente para ser utilizadas en las paredes de la casa. Todo revestimiento de piedra natural requiere habilidad de mampostería.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Piedra
  • Malla de metal
  • Tapajuntas de metal
  • Tijera de hojalata
  • Martillo
  • Uñas listón
  • Niveladora
  • Cemento
  • Paleta
  • Rastrillo
  • Sierra de albañilería (opcional)
  • Escalera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paso 1

  1. 1

    Selecciona el tipo de piedra a utilizar. La arenisca, piedra caliza, piedra azul y otras piedras que son fáciles de cortar en cuadrados y rectángulos son las más comunes. Elige piedras cortadas en formas exactas que coincidan, como plazas de 6 pulgadas (15 cm) y rectángulos de 6 por 12 pulgadas (15 x 30 cm) o piedras con bordes parejos pero en diferentes tamaños para mezclar y emparejar a medida que construyes el muro. Utiliza formas irregulares para un estilo más informal. Compra piedras finas cortadas específicamente para exterior. Mide la pared con una cinta métrica para determinar la cantidad de piedra necesaria.

  2. 2

    Prepara la pared. La piedra natural necesita una base firme, normalmente una cornisa construida como parte de la base en la construcción nueva. Construye una repisa de no haber una cavando una zanja profunda, mediante una base de grava, vierte una superficie terminada de concreto. Clava una malla de metal, una especie de malla de alambre, con el revestimiento de la pared con un martillo y clavos de listón. Cubre toda la superficie con el listón apretado contra el revestimiento de arriba hacia abajo. Instala tapajuntas de metal y corta una chapa con tijera de hojalatero alrededor de las ventanas y otras aberturas. Utiliza una niveladora para asegurarte de que la base esté nivelada y ajusta de ser necesario.

  3. 3

    Coloca con paleta una fina capa de cemento sobre el listón. Marca la superficie con un rastrillo para que sea ligeramente rugosa y deja que seque. Comienza apilando piedras en el fondo y en una esquina. Si dos paredes de piedra se encuentran en una esquina, deja espacio para que las piedras de tope se superpongan ligeramente (esto es un trabajo difícil y requiere una planificación cuidadosa). Unta el cemento ("mantequilla") es una piedra con una paleta en la parte inferior y trasera, presiona firmemente en su lugar, manteniéndolo un par de segundos hasta que se fije por sí solo.

  4. 4

    Continúa hacia abajo de la pared agregando piedras, ya sea en un patrón regular con extremos solapados para que las articulaciones no se alineen o mediante la instalación de piedras al azar. Utiliza todas las piedras de forma similar con los bordes planos o varia el patrón con algunas piedras colocadas con las caras anchas hacia afuera, este diseño depende del arquitecto y el tipo de piedra. Si ves a través de las juntas del cemento, limpia con la punta de la paleta a medida que avanzas para un estilo "pila seca". Usa una escalera para colocar las piedras superiores. Trabaja de arriba hacia abajo, luego instalando el curso inferior. A continuación, añade cursos a la parte superior hasta que la pared esté cubierta.

Consejos y advertencias

  • Mezcla el cemento cuidadosamente de acuerdo con las instrucciones, debe ser lo suficientemente firme como para sostenerse por sí solo, pero lo suficientemente delgado como para propagarse fácilmente. El cemento demasiado grueso no se mantendrá adecuadamente; el cemento demasiado delgado se saldrá de las articulaciones.
  • Los trabajos de mampostería requieren atención al detalle y destreza en el manejo de una paleta y del cemento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles