¿De qué manera la variación de las especies aumenta su posibilidad de supervivencia?

Escrito por ho-diep dinh | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿De qué manera la variación de las especies aumenta su posibilidad de supervivencia?
Charles Darwin propuso su teoría de la selección natural como mecanismo de la evolución. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

La teoría de la evolución cuenta la historia del origen de todos los seres vivientes, a partir de compuestos orgánicos simples y autorreplicantes que nadaban en un mar de nutrientes. Desde esta piscina limitada de químicos, evolucionaron los primeros organismos que, con el tiempo, se diversificaron en especies nuevas con diferentes formas y funciones. Dentro de cada especie, no hay dos organismos exactamente idénticos. Los organismos de cada especie poseen variaciones en sus características y el ambiente dicta el éxito de los individuos con ciertas características por sobre otros. Los organismos con rasgos que armonizan con sus ambientes progresan más que sus competidores transmiten sus genes más exitosos a las generaciones siguientes; los rasgos menos favorables desaparecen. Estas premisas sientan la base de una teoría ampliamente aceptada sobre la supervivencia y la propagación de las especies: la teoría de la evolución por selección natural del naturista Charles Darwin.

Otras personas están leyendo

Reproducción sexual

La reproducción sexual, que es la unión de genes de dos individuos en su progenie, es una fuente de variación en las especies. Cada progenitor puede contribuir con numerosas combinaciones de alelos (diferentes formas de genes) para sus células sexuales. Cuando los individuos producen células sexuales durante el proceso de meiosis, el material genético bajo la forma de ADN puede alterarse. Los cromosomas, estructuras que contienen el ADN, se duplican y dan origen a dos cromátidas idénticas conectadas entre sí. El cruzamiento sucede durante la meiosis, en el momento que las piezas de cada cromática se dividen y se unen a la otra cromátida. Ambas cromátidas se separan y cada una corresponde a una célula sexual. Cuando las células sexuales masculinas y femeninas se unen, la progenie resultante tiene la mitad de los genes de cada progenitor en combinaciones diversas.

Mutación

Las mutaciones espontáneas suceden con frecuencia en las poblaciones, y eso las hace fuentes importantes de variación de las especies. Los individuos sucumben a los efectos de ciertas mutaciones, pero otros prosperan gracias a las mismas. Las mutaciones suelen originarse cuando ocurre un error durante el proceso de copiado del ADN. Las hebras de ADN contienen genes, que proporcionan el código para las distintas proteínas generadas dentro de una célula. Cuando muta un gen, el resultado es una proteína totalmente diferente, una variación de la proteína correcta o una variante no funcional. Las mutaciones son las responsables de los distintos alelos presentes en las poblaciones. Estos errores pueden ser transmitidos a la progenie si ocurren en las células sexuales, el esperma o los óvulos. Los científicos estiman que en humanos, un gen de cada 10.000 en cada generación contiene una mutación nueva, lo que significa que cada ser humano debería poseer un promedio de dos o tres mutaciones.

Adaptarse a los ambientes

Las modificaciones en el ambiente de una especie pueden destacar a mutantes que podrían haber sucumbido en circunstancias normales. En Inglaterra, antes de 1.800, la mayor parte de las polillas pimentadas eran de colores claros, con variaciones de colores más oscuros en raras ocasiones. Con el advenimiento de la Revolución Industrial durante el siglo XIX, las incidencias de los mutantes más oscuros se volvieron más pronunciadas. Los deshechos químicos producidos por las fábricas e industrias eliminaron los líquenes de color claro que se adherían a los árboles. La cantidad de polillas de color claro disminuyó, debido a que ya no se mezclaban con los árboles en los que se posaban y eran rápidamente cazadas por los pájaros. Los mutantes oscuros ahora tenían ventaja, ya que su color se asemejaba más al tronco del árbol, el cual se oscureció debido a las capas de hollín que cubrían los árboles.

Adaptaciones al nicho

Los miembros de la misma especie a veces se ven forzados a explorar distintas formas de vida. Al desembarcar en las Islas Galápagos, Darwin observó la población de pinzones en las distintas islas. Notó que los pinzones de cada una eran de especies distintas, pero también observó que en realidad divergieron de una especie hacía no mucho tiempo. Darwin conjeturó que cuando las poblaciones de la especie de pinzones original migraron hacia las distintas islas, los pájaros que estaban mejor adaptados a los alimentos de cada isla vivirían cómodamente. El ambiente de cada isla moldeó el pico de los pinzones para adaptarse a la fuente de alimentos prevalente. Con el tiempo, los pájaros de cada isla se diferenciaron entre sí lo suficiente como para convertirse en especies diferentes.

¿De qué manera la variación de las especies aumenta su posibilidad de supervivencia?
La variación de los pinzones de las Islas Galápagos le permitió a cada especie explotar las fuentes de alimentos de una isla en particular. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Resistencia antibiótica

Los seres humanos a veces proveen el ímpetu para la evolución. Las poblaciones de bacterias normales exhiben una tasa de mutación de 1 en 10.000 a 1 en 1.000.000. Bajo condiciones normales, estas bacterias mutantes tienen posibilidades de supervivencia reducidas. Cuando los humanos presentan una situación perjudicial como los antibióticos, las características de los mutantes pueden permitirle sobrevivir a la condición adversa. Una cantidad superior de estas bacterias mutantes sobrevive y se reproduce en contraste con la cepa normal. Algunas bacterias incluso pueden transferir sus genes de resistencia a los antibióticos a otras bacterias de la misma especie o incluso de especies diferentes. La bacteria infame, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, había desarrollado resistencia a diversos antibióticos, incluyendo la penicilina; las cepas de SARM más peligrosas se han vuelto resistentes a casi todos los antibióticos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles