DESCUBRIR
×

Cómo marinar costillas de cerdo

Actualizado 21 febrero, 2017

Marina las costillas de cerdo durante la noche para infundirle sabores y humedecer profundamente su carne. Las marinadas bien sazonadas le dan una sabrosa capa a las costillas de cerdo que son complementadas con el sabor picante dulce de la brasa de la parrilla. Obtén una delicioso sabor para un próximo asado familiar o del vecindario mediante la marinación de las costillas en la noche anterior, dándoles tiempo para que funcione. Haz de la marinada tu ingrediente secreto para que al asar las suculentas costillas de cerdo a la parrilla, tengas éxito cada vez que lo hagas.

Instrucciones

ITStock Free/Polka Dot/Getty Images
  1. Corta y pela la membrana blanca en la superficie de las costillas con un cuchillo afilado para permitir un mayor contacto entre la carne y la marinada.

  2. Pasa toallas de papel sobre toda la superficie de las costillas para secar antes de que apliques tu adobo favorito para costilla, o el condimento y la sal gruesa. Frota las especias sobre la superficie de la carne para que se peguen y obtengan sazón.

  3. Pon las costillas sazonadas en la cazuela de vidrio y vierte la sidra de manzana sobre las costillas hasta que se sumerjan en ella.

  4. Sella la cazuela con envoltura plástica e introdúcela en el refrigerador para que repose durante la noche.

  5. Luego de por lo menos ocho horas, abre la cazuela y utiliza tenazas para levantar las costillas de la marinada.

  6. Seca ligeramente la superficie con una toalla de papel antes de aplicar más condimentos o especias. Cubre las costillas de cerdo con toallas de papel, por lo menos diez minutos antes de asar a la parrilla, para que puedan adquirir temperatura ambiente.

Necesitarás

  • Un cuchillo
  • Costillas de cerdo
  • Toallas de papel
  • Una cazuela grande de vidrio
  • 4 cucharadas de adobo para costillas o condimentos
  • 2 cucharadas de sal gruesa
  • 2 tazas de sidra de manzana
  • Envoltura plástica
  • Tenazas