Oraciones de verano para niños

Escrito por lori soard | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Oraciones de verano para niños
Utiliza momentos cotidianos durante todo el verano para aprovechar de rezar. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Cuando llega el verano, no hay colegio y los niños pasan horas y horas jugando afuera y retozando en la creación de Dios. El verano es un buen momento para centrarte más en la oración y animar a tu hijo a que aprecie las maravillas de la naturaleza que Dios ha provisto. Las oraciones verano son una buena manera de enseñar a tu hijo a tener una vida de oración regular y también es la oportunidad de ofrecer oraciones de protección para los más pequeños. Utiliza estas oraciones o deja que te inspiren para crear tus propias rezos.

Otras personas están leyendo

Vacaciones

La mayoría de las familias toman vacaciones durante el verano. Enseñar a los niños a rezar antes de salir de viaje les enseñará a pedir la gracia y misericordia de Dios en todo momento. He aquí una muestra de una oración vacaciones de verano: "Querido Dios, por favor, vigila a mi familia a medida que avanzamos en nuestro viaje. Gracias por este tiempo extra que pasamos juntos. Ayúdanos a divertirnos y a crecer más juntos entre nosotros y tú. Amén...."

Naturaleza

Los meses de verano significan árboles verdes, flores que florecen por todas partes, mariposas que estallan fuera de sus capullos y cachorros de animales. El Salmo 19:1 dice: "Los cielos declaran la gloria de Dios; y el firmamento proclama la obra de sus manos". Dios se revela a través de su creación. Enseña a tu hijo a apreciar la creación de Dios con esta sencilla oración infantil: "Querido Señor, gracias por la belleza del verano. Gracias por el calor del sol en mi cara, las mariposas en el jardín y los conos de helado. Gracias por los conejitos, por las hermosas flores y las visitas al zoológico. Muchas gracias por todo lo que has creado. Amén."

Momentos cotidianos

Enseña a tu hijo a elevar oraciones hacia Dios en los momentos cotidianos de la vida. Si estás en el coche y comienza una tormenta, que tu hijo rece contigo para mantener a la familia segura. Si estás en la piscina, da gracias a Dios por la oportunidad de divertirte. Si un amigo se lastima, detente inmediatamente y reza con tu hijo por ese amigo. Estas oraciones tienden a ser breves y directas, pero puedes orar con tu hijo una docena de veces al día. He aquí un ejemplo de oración: "Señor, cuida de mi amiga Ashley. Ella perdió a su gato y está triste. Amén."

Al final del verano

Cuando los días de verano llegan a su fin, tu hijo puede estar triste con la idea de cambiar el tiempo al aire libre por el tiempo en la escuela. O también puede que esté nervioso por empezar la escuela por primera vez o porque va a ir a una nueva escuela. Aquí hay una oración de fin de verano que le puede ayudar: "Amado Padre celestial, gracias por este verano. Me he divertido. Ayúdame cuando empiece un nuevo año escolar. Ayúdame a ser un buen hijo (a), alumno (a) y amigo (a). Ayúdame para que brille mi luz en mi escuela y haga que a otros niños lleguen a Cristo. Tráeme el conocimiento que necesito para hacerlo bien. Gracias, Dios. Amén."

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles