En la planta tropical crotón ¿por qué las hojas comienzan a secarse y se caen de la planta?

Escrito por charles thomas Google | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
En la planta tropical crotón ¿por qué las hojas comienzan a secarse y se caen de la planta?
Protege los crotones de los cambios de temperatura y las corrientes de aire. (crotons de montagne image by Unclesam from Fotolia.com)

Los crotones son plantas tropicales populares de la India, Malasia y el Pacífico Sur, que añaden interés y color a los jardines templados y espacios interiores. Valorados por sus abigarradas hojas como caleidoscopios, los crotones compiten incluso con las plantas de flores en color y belleza, lo que los hace un follaje de acento popular para los arreglos florales, ramilletes y ramos de boda. Una serie de factores ambientales y culturales pueden provocar que las hojas de crotones se vuelvan marrones y caigan de la planta, pero al comprender y satisfacer las necesidades de estas plantas melindrosas, cualquier persona puede cultivarlas y disfrutar de su belleza tropical.

Otras personas están leyendo

Protección de las corrientes de aire

Los crotones requieren temperaturas estables -nunca por debajo de 50 grados F (10 Celisus)- y deben ser protegidos de las corrientes de aire. No cumplir con este requisito será indudablemente provocar que las hojas se vuelvan marrones y caigan de la planta. Ubica los crotones de interior en un lugar cálido lejos de respiraderos de calefacción o refrigeración y lejos de ventanas abiertas. En los jardines templados, ubica los crotones donde recibirán alguna protección de otras plantas contra el viento.

Suelo

Los crotones necesitan un suelo ligeramente ácido que drene bien, pero aún conserve la humedad. Usar la mezcla de maceta equivocada contribuirá a la caída de las hojas. Planta en una mezcla de tierra con seis partes de turba, tres partes de corteza de pino y una parte de arena. La turba proporcionará acidez y buena capacidad de retención de agua, mientras que la corteza de pino y la arena asegurarán que la mezcla drene bien y el aire esté disponible para las raíces.

Agua

Los crotones necesitan humedad constante y aire en su zona radicular para no arrojar sus hojas. La elección de la mezcla de tierra correcta es el primer paso en el cumplimiento de este requisito, pero el cuidado en cuanto al riego asegurará que las plantas no estén sobre o poco regadas. En interior, los crotones deben regarse cuando la pulgada (2,5 cm) superior del suelo esté seca (comprueba introduciendo el dedo en la mezcla para macetas). Al aire libre, los crotones cultivados en canteros deben recibir por lo menos 1 pulgada (2,5 cm) de agua por semana. Nunca dejes que los crotones se sequen completamente o se asienten en un plato con agua estancada.

Humedad

Los crotones aman la humedad alta. Si la humedad ambiental es muy baja, las hojas del croton se vuelven marrones y caen de la planta. Para aumentar la humedad en el interior, coloca un plato lleno de guijarros debajo de la maceta de tu croton y llena tres cuartas partes del platillo con agua (no dejes que la planta se asiente directamente en el agua). A medida que el agua se evapora, aumentará la humedad alrededor de la planta. Los crotones de interior y al aire libre también se benefician del rocío diario frecuente de sus hojas y su suelo.

Luz

En general, los crotones necesitan luz brillante pero indirecta para mantener el vibrante color de sus hojas. Si se les da muy poca luz, las hojas del croton perderán su color y finalmente morirán. Si se les da demasiada luz, se quemarán por el sol y también morirán. Las plantas de interior deben tener entre 50 y 70 por ciento de sombra, mientras que las plantas de exterior cultivadas en un cantero tolerarán 30 a 47 por ciento de sombra. Como regla general, las plantas que crecen en la luz más brillante necesitan más agua y una humedad más alta, mientras que las plantas que crecen en sombra profunda necesitan menos.

Fertilizante

Los crotones deben ser alimentados con un fertilizante soluble en agua 3-1-2, aplicado a la mitad de concentración recomendada por el fabricante cada dos semanas, mientras estén en crecimiento activo. Un fertilizante de liberación lenta granular también se puede utilizar. Muy poco fertilizante hará que la planta tome nutrientes de sus hojas, haciendo que se vuelvan marrones y caigan. El exceso de fertilizantes quema y mata las raíces, provocando también que las hojas se vuelvan marrones y se caigan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles