Cómo preparar una salsa de queso y cebolla

5
Ha sido de ayuda

Una sabrosa salsa de queso y cebolla es el comienzo perfecto para una gran comida. Considera preparar esta salsa para tu próxima fiesta o simplemente para disfrutar en casa.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Precalienta tu horno a 350 F (176,6°), y engrasa una bandeja para horno de 8 x 8 pulgadas (20 x 20 cm). Si no tienes una bandeja de este tamaño, usa una más pequeña y profunda en vez de una más grande. La salsa puede calentarse demasiado si usas una bandeja más grande de lo necesario.

Paso 2

Pica las cebollas finamente y macera el ajo. Saltéalos con mantequilla a fuego medio hasta que estén tiernos, luego sácalos de la estufa. Vierte la mezcla en un tazón, una vez que las cebollas y el ajo se hayan enfriado un poco.

Paso 3

Añade el queso, mayonesa y salsa picante, y mezcla todo hasta que se combine. Vierte la mezcla en una bandeja para hornear. Si deseas, añade una capa adicional de queso y cebollas o cubre la mezcla con hojuelas de chile rojo seco.

Paso 4

Hornea la salsa durante 20 minutos. La salsa estará lista cuando la capa superior haya adquirido un color marrón claro. Si decides que deseas más salsa en la superficie, añade otra capa después de que la salsa haya cambiado de color, y coloca el tazón de vuelta en el horno durante 5 minutos para derretir el queso.

Paso 5

Agita la salsa en la bandeja y viértela en un tazón para servir. Si deseas, puedes colocar algunas galletas alrededor de la esquina de la salsa, para que el plato luzca más atractivo.

Consejos y advertencias

  • Si no te gusta la mayonesa, puedes reemplazarla por una lata de crema condensada de sopa de apio. No añadas agua a la sopa antes de agregarla a la mezcla. Haz tu salsa menos intensa, omitiendo el diente de ajo y añadiendo un poco más de sal.
  • Puedes preparar esta salsa con anticipación a una fiesta. Después de cocinarla, déjala reposar hasta que alcance la temperatura ambiente. Transfiere la salsa a un recipiente resellable.
  • No dejes grandes trozos de cebolla en la salsa. Cuanto más finamente cortadas estén las cebollas, será menos probable ver a tus invitados masticando grandes trozos de desagradable cebolla cruda.
  • No prepares tu salsa sin la salsa picante. No hay un buen sustituto para este ingrediente en la receta, especialmente si eliges reemplazar la mayonesa por sopa.

Comentarios

Más reciente