Cómo quitar las manchas de sal de las botas de cuero

Escrito por josh baum
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar las manchas de sal de las botas de cuero

Estate agradecido a la sal en las aceras durante el invierno, ya que evita que resbalemos en superficies con hielo y suframos heridas. Por supuesto, el inconveniente es que estas gruesas partículas de sal dejan manchas blancas altamente visibles en nuestros zapatos y botas. Quitar estas manchas de tu calzado de cuero de manera regular a lo largo del invierno, ayudará a que duren hasta la próxima temporada. Simplemente sigue estos pasos para limpiar, secar y lustrar un par de botas de cuero en menos de 10 minutos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pomada para zapatos (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa ambas botas para ver si tienen granos de sal pegados en la parte exterior. Quita todos los granos de sal con tus dedos.

  2. 2

    Crea una mezcla con dos partes de agua y una de vinagre. Está bien si las cantidades son aproximadas, ya que el vinagre diluido no es dañino para el cuero. Utiliza tu sentido común al hacer la mezcla, asegurándote que tienes suficiente para limpiar el exterior de ambas botas; la cantidad necesaria dependerá del tamaño de las botas y de las áreas manchadas con sal.

  3. 3

    Sumerge brevemente una toalla de papel doblada en la mezcla de agua y vinagre blanco. Frota la toalla con la solución sobre una pequeña área manchada de la bota. Cuando parezca que las manchas blancas han sido eliminadas, toma otro paño suave y limpio para secar el área. Continúa así con toda la superficie de la bota, limpiando un área pequeña a la vez e inmediatamente secándola con otro paño.

  4. 4

    Deja secar ambas botas durante por lo menos 30 minutos una vez que hayas terminado de limpiarlas. Revísalas para ver si te ha faltado limpiar alguna parte. De ser así, sólo lo notarás una vez que el cuero esté completamente seco.

  5. 5

    Si lo deseas, lustra tus botas luego de que se hayan secado completamente. Utiliza un nuevo paño suave para aplicar la pomada y sacarle brillo a las botas. Presta atención a cualquier indicación especial en tu lata de pomada. El lustrado regular a lo largo del invierno ayudará a fortalecer la integridad del cuero y a crear una barrera adicional contra la sal de las aceras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles