Cómo reconocer si la masa madre está en mal estado

Escrito por athena hessong Google | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reconocer si la masa madre está en mal estado
Para hacer pan puedes elaborar una masa madre por medio de levaduras naturales o utilizar una levadura seca. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Para hacer pan puedes elaborar una masa madre por medio de levaduras naturales o utilizar una levadura seca. Cualquiera de estas dos formas sirven para acelerar el proceso de fermentación. Elaborar la masa madre es cuestión de varios días, pero una vez que logras prepararla y la mantienes debidamente, la puedes utilizar durante varios años. Esta masa madre es una mezcla fermentada que te exigirá pongas especial atención cada vez que la uses, porque necesitas una base para fermentar la masa, no bacterias; que una vez que contaminen tu mezcla, la arruinarán y tendrás que desecharla a fin de evitar cualquier problema de salud. Conoce los signos de una masa madre en mal estado, antes de preparar tu pan.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Masa madre
  • Agua
  • Harina
  • Envoltura de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara tu masa madre con levaduras naturales o con levadura seca.

  2. 2

    Examina de cerca el color de la masa madre. Un color marrón oscuro o rosa significa que se ha contaminado. En ese caso, deséchala inmediatamente, ya que esto indica que se ha echado a perder.

  3. 3

    Huele la masa madre cada vez que decidas usarla. Su olor debe parecerse al de la masa de pan fresco sin hornear o a algún tipo de levadura. Tira a la basura la masa madre, si detectas algún olor fétido, mohoso o en descomposición.

  4. 4

    Mantén la masa madre si tiene un aroma fresco y un color pálido, aunque no haya burbujeado. Aliméntala a lo largo de dos días para reactivarla, especialmente si la almacenas en el congelador o refrigerador.

  5. 5

    Alimenta tu masa madre todos los días, si la mantienes en el mostrador o una vez por semana si la refrigeras. Toma una taza de la masa madre todos los días y úsala para hacer pan o deséchala. Agrega 1 taza de agua y una más de harina fresca. Cúbrela hasta el día siguiente y aliméntala de nuevo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles