DESCUBRIR
×

Cómo hacer ricotta a partir de suero de leche

Actualizado 17 abril, 2017

El suero de leche es una sustancia que queda luego de que se retira la cuajada del queso. El suero está cargado de las proteínas, minerales y vitaminas saludables que estaban en la leche. Puedes usarlo en recetas que llevan agua como sea para hervir frijoles o marinar pescados. Lo más reciente en reciclado: el suero también puede ser utilizado para hacer una deliciosa ricotta o requesón. Ricotta en realidad significa "cocido otra vez" en italiano.

Instrucciones

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images
  1. Coloca el suero dura en una cacerola grande a fuego medio. Inserta el termómetro en el suero y espera a que llegue a 200° F (93,3° C).

  2. Retira del fuego e incorpora un cuarto de taza de vinagre por cada 2 galones (8 litros) de suero.

  3. Cubre el colador con un paño de muselina, sin dejar zonas descubiertas. Coloca el colador sobre una olla grande en el fregadero. Vierte el suero en el colador.

  4. Ata ambos extremos de la muselina. Cuelga este paño lleno con el suero de un gancho encima del fregadero durante tres a cuatro horas.

  5. Transfiere el suero colado a un tazón. Sazónalo con sal a gusto. Colócalo en un recipiente hermético y consérvalo en el refrigerador por hasta dos semanas.

Consejos

  • Haz una gran cantidad antes de las festividades y usa la ricotta para hacer tartas de queso, lasagna o cualquier plato vegetariano.

Advertencias

  • Hazles saber a los comensales que la ricotta es un derivado de la leche en caso de que entre ellos haya alguno con intolerancia a la lactosa.

Necesitarás

  • Suero sólido
  • Vinagre
  • Cacerola
  • Termómetro de cocina
  • Muselina de buena calidad
  • Colador
  • Olla grande
  • Recipientes herméticos