Cómo hacer salsa para el puré de papas

Escrito por shelly mcrae | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer salsa para el puré de papas
Crea una salsa para tu puré de papa. (margouillatphotos/iStock/Getty Images)

La salsa de carne, pavo, pollo o cerdo es un complemento sabroso para el puré de papas. El arte de hacerla está en la mezcla de harina con los jugos que despiden las carnes antes mencionadas y en la temperatura. Busca el balance entre la harina y los jugos, cocínala a la temperatura correcta y tu salsa será suave, cremosa y dulce en su punto justo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Harina
  • Los jugos de la carne
  • Caldo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla el agua con la harina una media hora antes de sacar la carne del horno. Pon 3 cucharadas de manteca en un recipiente para medir tazas y llénalo con agua hasta la línea que indica una taza. Revuelve para disolver la harina en el agua. La consistencia que debes lograr ser la de una pasta. Colócala a un lado.

  2. 2

    Saca la carne del horno y colócala en una fuente. Cúbrela con papel de aluminio para mantenerla caliente.

  3. 3

    Coloca los jugos de la carne que han quedado en la fuente de hornear en un recipiente que mida tazas. Usa los guantes de horno para evitar quemarte. Coloca la fuente de hornear sobre uno de los quemadores de la cocina a fuego medio. En forma lenta, agrega agua mientras raspas con una cuchara de madera para sacar todo lo que ha quedado en ella. Sólo agrega el agua que necesites para hacerlo.

  4. 4

    Vierte todo lo que has sacado de la fuente con el agua en el recipiente en el que pusiste los jugos anteriormente. Necesitas una taza para esto. Si no tienes la cantidad necesaria, agrégale caldo de carne o de pollo, hasta completar la medida, dependiendo de cuánta carne vayas a servir. Si no tienes caldo, usa agua.

  5. 5

    Vierte esta mezcla de jugos de la carne en una sartén a fuego medio. Deja que hierva.

  6. 6

    Revuelve nuevamente la mezcla de harina y agua que reservaste. Vierte alrededor de 2 cucharadas en la sartén y revuelve. Si la mezcla de harina se une inmediatamente y los jugos siguen haciendo burbujas, lentamente vierte alrededor de 1/3 de la mezcla de harina, revolviendo continuamente mientras lo haces.

  7. 7

    Baja la temperatura a media y continúa agregando de a poco la mezcla de harina. Sigue revolviendo mientras haces esto. Cuando veas que la salsa comienza a espesarse, baja la temperatura y no agregues más mezcla.

  8. 8

    Examina el color de la salsa. La de carne debe ser marrón oscura, como la de cerdo. Las de pollo y pavo tienen un tono más dorado.

  9. 9

    Prueba la salsa. Si está demasiado dulce y aguada, sube un poco la temperatura y agrega un poco más de la mezcla de harina. Si está muy seca de gusto o un poco fuerte, agrega un poco más de caldo y una pizca de sal y continúa hirviéndola.

  10. 10

    Apaga el fuego cuando consideres que la salsa está en su punto y déjala descansar por 5 minutos mientras preparas el resto de la comida que vas a servir. Revuélvela antes de llevarla a la mesa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles