Cómo servir el té en casa

Escrito por jason belasco | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo servir el té en casa
(Tea Pot and cups image by Vitalij Geraskin from Fotolia.com)

Todos conocemos el problema de elegir el momento adecuado para encontrarse con alguien a charlar. El almuerzo puede ser muy apresurado, la cena muy formal y tomas unas copas muy atestado y ruidoso. Cuando quieres impresionar a un invitado (o varios) y pizza con cerveza no es suficiente, un té formal es una de las alternativas. el té formal es más que sólo preparar una tetera para compartir con tus amigas mientras charlan. Aprender cómo servir un té en casa te ayudará a que tu próxima reunión de té sea un éxito.

Otras personas están leyendo

Organiza un horario y crea una atmósfera

La hora oficial para un té formal es a las 4 de la tarde. Este té se sirve con más cantidad de comida que un té normal. Es más flexible para permitir a tus invitados jugar al cricket o lo que necesiten hacer ese día.

Aahhhh... Una atmósfera agradable.

Tan importante como el horario es la atmósfera. Organiza un área de tu casa, o departamento, o caja o lo que sea, que sea acogedora y privada. Por supuesto, unas sillas confortables son imprescindibles, y deben estar alrededor de una mesa ubicada en el centro, ya sabes, para el té y demás. Derrocha en unas flores frescas de estación. Arréglalas para que tú y tus invitados puedan verlas y estar rodeados de ellas, pero que no tengan que esquivarlas. Utiliza tapetitos individuales bajo los platos, boles, tazas y demás. ¿Tienes un mantel particularmente bonito o atractivas servilletas deseando ser vistas? Úsalas. Elegir música agradable también llena el aire de modos que los aromas y vistas no pueden. Inclínate por melodías (quizás sin letra) que predispongan a una conversación relajada y aléjate de la música intrusiva. ¿Mozart? De acuerdo. ¿Busta Rhymes? No tanto.

Consigue el equipo necesario

Las cosas que necesitas para servir el té también son una parte importante de la atmósfera. Los objetos que uses pueden complementar la música y decoración que has elegido. Lo primero, la tetera, es el centro del evento ya que allí el té descansa para conseguir su sabor. La mayoría de los conocedores usan teteras de cerámica, a menudo decoradas con flores u otros diseños primorosos. Una de las más populares clases de teteras es la resistente y marrón llamada "Brown Betty". Puedes encontrar teteras en muchas tiendas de té o también en Internet.

Naturalmente, necesitarás suficientes tazas y platitos, cucharitas, platos de postre, tenedores y cucharas de postre, cuchillos de untar y servilletas de cóctel para todos tus invitados. Puedes ponerlos en la mesa delante de cada silla o colocarlos en una mesa auxiliar.

Una lecherita o jarrito para la crema o leche (el tipo que creas apropiado, entera, descremada o semidescremada) y una azucarera con su propia cuchara son indispensables. Además de todo esto necesitas boles o platos donde dispondrás tus postres, emparedados o helados.

Oh, ya sea que hayas heredado un juego completo de té de tu abuelita o simplemente tengas una variedad de baratijas que no coinciden, no te apures. A menos que planees invitar a Martha Stewart, no te preocupes de tus accesorios, darán personalidad a tu reunión. No dejes que te digan otra cosa.

Elige los tés

El elemento más importante de un té es, por supuesto, el té. Hay tantas variedades de té que puedes ofrecer desde Orange Pekoe hasta algo como "Popurrí frutal luminoso de ciruela mentolada". Cuando sirvas el té, siempre es lo mejor ofrecer tantos sabores como puedas y dejar a tus invitados elegir. Si todos están de acuerdo en que alguno en particular sería delicioso, pon ése en tu Brown Betty. Si no dale a cada uno el suyo y deja que la tetera guarde el agua caliente.

El té viene de dos formas. El té suelto o en hebras que se compra en bolsas como el café molido y se ve como tabaco fino o grueso. Los saquitos o bolsitas de té son los paquetitos comunes de papel delgado que sirven para una taza.

Si te decides por el té suelto y tus invitados difieren en gustos, otra cosa importante que necesitarás es un infusor de té para cada uno. Éstas son esas pequeñas bolas o huevos de plata o acero inoxidable que tienen muchos agujeritos y cuelgan de unas cadenitas o a veces son como una cuchara con el huevito en el extremo. Colocas el té en el infusor, lo cierras y lo pones en la taza a remojar.

Elige la comida para acompañar el té

La comida que se sirve en un té es generalmente bocadillos livianos y postres. Básicamente cualquier cosa que pueda sostenerse entre el índice y el pulgar. Si es bastante tarde, puede servirse algo caliente, pero en general (y especialmente en los meses cálidos) todos los platos se sirven fríos.

Hay muchas recetas que se pueden hacer y son muy populares con pollo o jamón para untar o como emparedados pequeños. Las ensaladas y las frutas frescas también son buenas opciones. Las delicias que están más asociadas con el té son las dulces. Tortas variadas, panecillos, tartas de frutas, natillas, hojaldres de crema y otras golosinas. Usa un poco de cada una y sírvelas del modo que creas que vas a recibir exclamaciones de asombro (de alegría).

Invita a tus convidados

Entonces tienes el horario, el lugar para sentarte, la atmósfera adecuada, las cosas que necesitas para hacer y beber tazas de té y bocadillos para comer. El último elemento los contituyen tus invitados. La clave de todo es la relajación y la conversación. Puedes invitar una o varias personas.

En cualquier evento, son apropiadas actividades como leer poesía, recordar viejos tiempos, jugar juegos de palabras o sencillamente hablar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles