Cómo tostar raíces de diente de león - sustituto del café

Escrito por ehow contributor | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tostar raíces de diente de león - sustituto del café
(Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Un sustituto natural del café crece en tu patio. El diente de león es un recuso natural abundante y a veces olvidado. Este año en lugar de eliminar los dientes de león, trata de arrancarlos con las manos para tostar sus raíces como un sustituto del café.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Raíces de dientes de león
  • Tijeras
  • Tazón
  • Fregadero o manguera
  • Licuadora o procesador de alimentos
  • Bandeja para galletas
  • Toallas de cocina
  • Espátula
  • Contenedores de almacenamiento

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Arranca los dientes de león. El mejor momento para hacerlo es después de una buena lluvia para que esté suave el suelo. También, si lo haces en primavera, la mayoría de los nutrientes todavía están en las raíces. Toma el diente de león justo por debajo de las hojas, tomando éstas con la mano y jala hacia arriba para conseguir la mayor cantidad de raíz posible. Las raíces pueden llegar a los 2 pies (60 cm) de largo.

  2. 2

    Corta las hojas de las raíces. Puedes usar las raíces, congelarlas o tirarlas. Coloca las raíces en un tazón grande y llévalo a un fregadero o a un manguera.

  3. 3

    Llena el tazón con agua y agita las raíces con tus manos. Tira el agua lodosa y llena el tazón otra vez. Agita las raíces de diente de león, tira el agua lodosa y repite el proceso hasta que el agua esté limpia y las raíces tengan un lindo color café.

  4. 4

    Corta las raíces en piezas de 2 pulgadas (5 cm). Revisa que no tengan tierra. Pon las raíces de diente de león en una licuadora o procesador de alimentos, dos tazas a la vez y muele en piezas pequeñas. Las piezas deben medir de media a un cuarto de pulgada (1.25 a .65 cm). Para facilitar el proceso de secado y asado, puedes hacerlas más pequeñas, pero no polvo.

  5. 5

    Si tienes un horno eléctrico, enciéndelo a 250 grados. Si tienes uno de gas, asegúrate de que el piloto esté encendido. Mientras el horno se calienta, coloca tus raíces cortadas en una bandeja para galletas con una profundidad de un cuarto o media pulgada (1.25 a .65 cm). Coloca la bandeja en el horno, dejando la puerta un poco abierta para dejar que la humedad escape. La forma más fácil de hacer esto es colocar una toalla de cocina en la puerta del horno para que tenga una abertura de unas dos pulgadas (3 cm) más o menos.

  6. 6

    Usa una espátula para revolver las raíces de dientes de león cada 15 minutos. Necesitas hornear las raíces de una hora y media a dos horas hasta que estén tostadas. El proceso más largo es el secado de las raíces. Una vez que estén secas, asegúrate de vigilar las raíces para que no se quemen. Éstas cambiarán de café claro a un café oscuro parecido al del café.

  7. 7

    Una vez que las raíces tostadas se enfríen por completo, guárdalas en un contenedor de plástico o vidrio. Puedes hervir las raíces de diente de león en una sartén o en una estufa como el té o en una cafetera después de molerlas.

Consejos y advertencias

  • Por sus propiedades desintoxicantes, la raíz de diente de león es diurética.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles