Cómo hacer chuletas de cerdo fritas: receta casera

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Si estás buscando una forma rápida de preparar chuletas de cerdo, freírlas es la mejor opción. Cuando se fríen adecuadamente, son crujientes, tiernas y deliciosas. Pero si no tienes cuidado, pueden quedar húmedas y duras. Para evitarte problemas al cocinarlas, utiliza tajadas gruesas de carne de cerdo; éstas no se secan tan rápido como las delgadas. También, quítales el exceso de pan rallado antes de freírlas. Eso evitará que queden muy húmedas.

Paso 1

Coloca una sartén grande sobre el fuego. Vierte 1 taza de aceite de canola o aceite vegetal en la sartén y coloca el quemador de la cocina a fuego medio-alto.

Paso 2

Coloca 1/2 taza de harina de trigo, 1/2 cdta. de sal y 1/2 cdta. de pimienta negra en una bolsa de plástico. Cierra la bolsa y agita el contenido hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

Paso 3

Coloca una chuleta de cerdo en la bolsa con harina y condimentos. Agita bien y retira la chuleta cuando esté ligeramente cubierta. Haz esto con cada chuleta de cerdo. Después, sacude las chuletas para quitarles el exceso de recubrimiento.

Paso 4

Pon las chuletas en la sartén cuando el aceite esté caliente. Deja espacio entre ellas de manera que no se toquen. Cocínalas durante 4 a 5 minutos por cada lado.

Paso 5

Revisa si las chuletas de cerdo están cocidas. Deben estar doradas por el exterior y los jugos deben ser claros. Inserta un termómetro de carne en la parte más gruesa de una de las chuletas. Según la Administración de Alimentos y Drogas, el cerdo debe ser cocinado al menos a 145º Fahrenheit (62º Celsius) para que su consumo sea seguro.

Más reciente

×