Cómo comer jamón prosciutto

Eising/Photodisc/Getty Images

El prosciutto es un jamón curado producido en Italia y preparado de dos maneras: con cocción o sin cocción. La forma sin cocción tiende a ser consumida mayormente y puede usarse como un aperitivo frío, ingrediente para ensaladas, relleno para emparedados y agregar sabor a los vegetales de hoja verde. Elige un prosciutto de alta calidad tal como los importados de Parma, San Daniele o la región de la Toscana. El prosciutto es generalmente caro, costando alrededor de $20 dólares por libra. El prosciutto domestico puede ser una opción amigable al presupuesto para las recetas que lo requieran.

Paso 1

Visita la carnicería o el deli local. Busca prosciutto italiano importado de Parma o San Daniele. Si no puedes encontrar ninguno, pide a la persona del mostrador que te ayude a localizar un prosciutto de calidad. Pide que sea rebanado lo más delgado posible. Guárdalo en el refrigerador mientras preparas los demás ingredientes para tu comida.

Paso 2

Pon a marinar los pimientos asados y ½ pulgada (1,27 cm) de queso parmesano en una mezcla de 1 taza de aceite de oliva extravirgen, 1 diente de ajo picado y 1/8 de cucharadita de sal y pimienta por al menos 2 horas. Coloca la mezcla de hojas verdes en un plato hondo para hacer un antipasto. Alinea la carne alternando el prosciutto, capichola, salami y sopressata en un círculo sobre las hojas verdes. Añade aceitunas y pepperocinis. Usa una cuchara para verter los pimientos rojos marinados con el queso sobre las hojas verdes y las carnes. Pon vinagre en el aceite de oliva y el ajo restantes de la marinada. Revuelve la mezcla y sirve sobre la ensalada como un aderezo para el antipasto.

Paso 3

Lava el melón verde bajo el chorro de agua fría. Córtalo en trozos de 1 pulgada (2,54 cm) retirando la cascara. Envuelve una rebanada de prosciutto alrededor de cada trozo de melón. Coloca un mondadientes atravesando el prosciutto y el melón. Refrigera hasta que sea servido como aperitivo.

Paso 4

Corta rebanadas de pan italiano de 1 pulgada (2,54 cm) de grueso. Esparce aceite de oliva extravirgen sobre cada rebanada de pan. Coloca de una a dos rebanadas de prosciutto en cada pan. Corta rebanadas de queso parmesano y colócalo sobre el prosciutto. Añade pedazos pequeños de pimientos asados u otras carnes como capicola, copressata y salami genoa, si lo deseas.

Paso 5

Coloca la escarola en un colador y lava con agua fría para remover la tierra. Deja secar la escarola. Córtala y saltea en aceite de oliva durante 5 minutos a calor medio. Corta 4 rebanadas de prosciutto en pedazos pequeños. Aplasta 1 diente de ajo. Corta dos chiles italianos y retira las semillas. Añade el chile picado al pan. Mezcla y saltea los ingredientes por 3 minutos. Añade ½ taza de pan molido y ½ taza de queso pecorino rallado. Añade sal y pimienta al gusto. Saltea por un minuto. Sirve la mezcla caliente.

Más reciente

×