Cómo conservar el glaseado

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Hornear en casa puede ser lento y difícil cuando estás haciendo malabarismos entre una agitada agenda de trabajo y tu vida social. Para tener suficiente tiempo para hacer un pastel a pesar de tu ajetreada vida, es útil dividir las tareas todo lo posible. El glaseado se puede preparar fácilmente antes de tiempo y refrigerarlo. También se puede guardar en el congelador durante un máximo de tres meses.

Passo 1

Elige una receta que indique que el glaseado puede ser refrigerado y/o congelado por el tiempo deseado. Algunas recetas permiten la refrigeración hasta por dos semanas, mientras que otras recetas también pueden ir al congelador.

Passo 2

Bate juntas la margarina y la mantequilla con la batidora eléctrica en un bol grande y luego añade la vainilla. Agrega gradualmente el azúcar y continúa batiendo a velocidad media. Pon la leche y sigue batiendo hasta que se mezcle.

Passo 3

Cubre el bol con una tapa hermética y colócalo en el refrigerador por hasta dos semanas. Retíralo del refrigerador cuando vayas a usarlo y vuelve a batirlo con una batidora eléctrica.

Passo 4

Guárdalo en el congelador por hasta tres meses. Cuando quieras usarlo, descongélalo y vuelve a batirlo para refrescarlo antes de aplicarlo sobre tus productos horneados.

Más reciente

×