Cómo preparar un glaseado de crema de mantequilla con sabor a chocolate

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Un buen glaseado de crema de mantequilla con sabor a chocolate requiere tan pocos ingredientes que es sorprendente. El secreto para lograr una textura perfectamente suave, rica y cremosa no solo consiste en usar los ingredientes correctos sino también en mezclarlos muy bien. Si no los mezclas lo suficiente, el azúcar no se disolverá completamente y el glaseado tendrá una consistencia arenosa. Si tienes una mezcladora eléctrica con un accesorio para batir, eso puede facilitar el proceso pero no es obligatorio usarla. El glaseado de crema de mantequilla con sabor a chocolate puede ser tanto un relleno como un aderezo delicioso para magdalenas o pasteles de cualquier sabor.

Mezcla el azúcar impalpable y el cacao en un recipiente grande y déjalo a un lado.

Bate la manteca a una velocidad alta con una mezcladora eléctrica que tenga un accesorio para batir (o con una batidora manual común) durante al menos dos minutos, hasta que adquiera una textura batida y suave.

Añade gradualmente el azúcar y el cacao, seguidos por la leche evaporada y la sal. Continúa mezclando a alta velocidad durante tres minutos.

Gradúa tu mezcladora a una velocidad mediana a alta. Añade el extracto de vainilla y continúa mezclando bien durante cinco minutos, hasta que tu glaseado de crema de mantequilla con sabor a chocolate tenga una consistencia cremosa, parecida a la de una mousse.

Unta la crema de mantequilla sobre un pastel congelado o sobre otro postre. Coloca el pastel en un lugar fresco, dentro de una caja para pasteles que debe estar cubierta.

Más reciente

×