Cómo cuidar de una palma de plátano

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las palmas de plátano (de la especie Musa) pueden ser resistentes o sensibles. La palma de plátano japonesa (Musa basjoo), resistente en la zona 4 del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, soporta temperaturas tan bajas como menos 25 grados F (-35 grados C) a pesar de ser una planta tropical. Esta especie crece 14 pies de alto (4 m) en una estación pero no produce un fruto comestible. En contraste, los plátanos sensibles (Musa acuminata) dejan de crecer apenas la temperatura desciende bajo los 53 grados F (11 grados C). Si bien puedes cultivarla como una planta ornamental, produce una cosecha comestible. Ambos tipos de palma requieren un cuidado similar.

Paso 1

Planta las palmas de plátano en un suelo que drene en una hora después del riego o de una lluvia normal. Selecciona un sitio que sea orgánicamente rico o mejóralo con 2 o 4 pulgadas (5 a 10 cm) de estiércol o abono antes de plantar la palma.

Paso 2

Deja un espacio de 8 pies (2,4 m) entre varias palmas de plátano para proporcionar una adecuada circulación de aire. El espacio adecuado también evitará que las raíces compitan por los nutrientes y la humedad. Separa las hileras unos 6 pies (1,8 m).

Paso 3

Brinda a la palma de plátano entre 1 y 1/4 pulgadas (3,5 cm) de agua por semana a lo largo del año. Reduce el riego cuando llueva. Auméntalo durante los períodos de mucho calor, si el suelo se seca y la planta se marchita entre las sesiones de riego. Échale agua con una manguera de irrigación para mantener el follaje seco, evitando las manchas en las hojas y la propagación de plagas procedentes de la tierra.

Paso 4

Alimenta las palmas maduras con 2 libras (900 gr) de un fertilizante 8-10-8 una vez al mes, desde la primavera hasta el final del verano. Disminuye la cantidad a 1/2 libra (226 g) por mes en las plantas recién plantadas. Esparce el abono a 4 pulgadas de distancia (10 cm) de la planta para evitar que toque y queme el tallo. Esparce el alimento formando un círculo alrededor del tronco. Riega el suelo para distribuir el fertilizante.

Paso 5

Quita las malas hierbas con una capa de 3 pulgadas (7,6 cm) de mantillo orgánico. Usa recortes de la propia palma, recortes de césped, corteza o astillas de madera como material. Mantén la pila en su lugar durante todo el año para aislar las raíces poco profundas de la palma en el invierno.

Más reciente

×