Cómo curar aceitunas griegas

••• Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Si probamos una aceituna directamente de su árbol, el sabor es marcadamente diferente a la de la que se compra en una tienda de alimentos. Esto es porque las aceitunas frescas son duras y amargas. Para quitarles esta amargura, las aceitunas deben someterse a un proceso llamado curado. Existen varias maneras de curar una oliva y todos ellas tienen un largo período de tiempo, pero uno de los métodos más fáciles es el curado de agua. Este es el más adecuado para las aceitunas griegas grandes y verdes y es una tarea relativamente sencilla y económica para realizar en casa.

Passo 1

Coloca las aceitunas en un colador y enjuágalas con agua fría para remover cualquier suciedad o residuo. Retira las hojas o tallos y descarta las aceitunas magulladas o arrugadas. Necesitas una producción más firme y más fresca.

Passo 2

Coloca las aceitunas en una tabla para cortar. Con cuidado corta cada aceituna longitudinalmente con un cuchillo afilado, deteniéndote cuando alcances el hueso. Ten cuidado de no magullarlo.

Passo 3

Coloca las aceitunas en un balde. Llénalo con suficiente agua fría como para cubrir completamente todas las aceitunas. Coloca la tapa para evitar que nada pueda entrar en el agua y luego déjalas en remojo durante seis a ocho días. Cambia el agua dos veces al día, por la mañana y por la tarde.

Passo 4

Controla las aceitunas luego de cuatro días para ver si la amargura se ha ido. Haz esto probándolas.

Passo 5

Llena un balde con una parte de sal marina y 10 partes de agua. Esto se conoce como una solución de salmuera. Remoja las aceitunas en esta solución de cuatro a seis semanas, agitándolas tan a menudo como recuerdes. Mantén los baldes cubiertos. Cambia la solución de salmuera cada semana.

Passo 6

Retira las aceitunas de los baldes y enjuágalas con agua fría y limpia.

Passo 7

Haz un nuevo lote de solución de salmuera y llena los frascos de un cuarto (0,95 litros) con ese líquido. Coloca cantidades uniformes de aceitunas en cada frasco y cúbrelas con una cucharada de aceite de oliva. Almacénalas hasta un mes en el refrigerador.

Más reciente

×