DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo hacer jarabe a partir de fresas frescas

Las reducciones de fresas frescas captan e intensifican el verdadero sabor de la fruta -dulce, floral y ligeramente ácida- sin azúcar añadida. Este proceso comienza con la selección de la fruta más fresca, cosechada en temporada (de junio a mediados de agosto) si es posible. Sin embargo, lo primero a tener en cuenta al reducir las fresas es mantener una distribución uniforme de calor, para lo que es fundamental contar con una cacerola de fondo pesado. Puedes utilizar fresas reducidas como base de salsas para postres, como sustituto saludable del azúcar procesada, y como un sencillo, pero elegante, acompañamiento para frutas frescas, pasteles y panes.

Instrucciones

Photos.com/Photos.com/Getty Images
  1. Retira los tallos de 2 lbs. (907,18 gramos) de fresas y córtalas por la mitad. Colócalas en una cacerola de fondo pesado con 1/4 taza de agua y pon ésta a fuego lento.

    Loading ...
  2. Cuece las fresas durante 30 minutos, revolviendo y aplastándolas con una cuchara de madera cada tantos minutos. Forra un tamiz o colador de malla fina con una capa de estopilla y colócalo sobre otra cacerola.

  3. Cuela las fresas a través del tamiz dentro de la cacerola, pisando los trozos sólidos con la cuchara. Deja escurrir la fruta durante 20 minutos.

  4. Desecha la estopilla y los trozos de fresa y vuelve a colocar la cacerola sobre fuego lento. Continúa reduciendo la fruta hasta que la reducción recubra la parte trasera de una cuchara metálica sin que se escurra, aproximadamente 20 minutos.

Loading ...

Consejos

  • Reduce 2 lbs. (907,18 gramos) de fresas con 12 onzas (340,19 gramos) a azúcar blanca granulada para obtener una reducción más dulce y espesa, comúnmente conocida como glasé.

Necesitarás

  • 2 libras (907,18 gramos) de fresas frescas
  • Cacerola de fondo pesado
  • 1/4 taza de agua
  • Cuchara de madera
  • Tamiz o colador de malla fina
  • Estopilla
Loading ...