Cómo hacer una lasaña casera sencilla

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La lasaña es un plato popular italiano, pero muchas personas sienten que es demasiado difícil para hacerla en casa. Afortunadamente, no es así. Usando una receta sencilla que usa ingredientes fáciles de obtener, puedes hacer una lasaña maravillosa para una cena familiar o una gran reunión en cualquier noche de la semana.

Paso 1

Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit (190,55º C). Rocía el recipiente con rocío para cocinar, o moja una toalla de papel en aceite para cocinar y utilízala para mojar los costados y en el fondo del recipiente para lasaña. Mientras más profundo sea el recipiente, más capas le podrás agregar a la lasaña.

Paso 2

Coloca una gota de aceite en una sartén y saltea cebollas y ajo a fuego medio por algunos minutos. Agrega la carne molida y dórala, mezclando con frecuencia. Cuando la carne se cocine bien, escurre la grasa y deja la mezcla de carne de lado.

Paso 3

Vierte algunas cucharadas de salsa para pasta en el fondo del recipiente de lasaña, y usa la parte de atrás de la cuchara para esparcir una capa fina. Coloca la primera capa de fideos de lasaña en el fondo, superponiendo fideos en medio del recipiente y dejando 1/2 pulgada (1,27 cm) sin nada a los costados del recipiente. Corta los bordes de los fideos si fuera necesario.

Paso 4

Coloca otra capa de salsa sobre los fideos; espárcela hasta los bordes del recipiente, y haz una capa de 1/2 pulgada (1,27 cm) de grosor. Esparce una capa de la mezcla de carne. Añade una capa de 1/2 pulgada (1,27 cm) de queso mozzarella. Si quieres añadirle hierbas frescas, aquí deberías hacerlo. Cubre todo con otra capa de fideos, y repite de nuevo todo con la salsa, la carne y el queso. Cubre con una tercera capa de fideos, luego cubre con la salsa restante, asegurándote de que caiga mucha en los costados del recipiente. Cubre todo con una capa generosa de quesos parmesano y mozzarella. Si tu recipiente es lo suficientemente profundo, añade una capa extra.

Paso 5

Cubre el plato con papel de aluminio y hornea tu lasaña casera cubierta por 40 minutos. Descúbrela, y hornea la lasaña por 15 minutos más, hasta que el queso se dore a gusto. Déjalo enfriarse de 5 a 10 minutos antes de cortar y servir.

Más reciente

×