Cómo hacer ajo negro

••• John Foxx/Stockbyte/Getty Images

El ajo negro es una especialidad tradicional de Corea que se está haciendo común en América del Norte. Aunque puedes comprar fácilmente ajo negro envasado, puede ser más gratificante hacerlo en tu propia casa. Una vez que esté listo, puedes utilizarlo en todo tipo de platos como la pasta, puré de garbanzos, pizza o salteados. La fermentación del ajo es un proceso sencillo, pero toma un largo tiempo de espera, así que prepárate para esperar un tiempo para que esté listo.

Passo 1

Pon tantos bulbos de ajo sin pelar como gustes en tu contenedor. El recipiente puede ser de cualquier material que sea seguro para el horno y debe ser suficientemente grande para contener la cantidad de ajo que desees hacer.

Passo 2

Envuelve el recipiente con papel de aluminio. Debes envolverlo tan firmemente como sea posible para evitar que los contaminantes entren y salga demasiado aroma de ajo.

Passo 3

Coloca el recipiente herméticamente envuelto en el horno a unos 140 grados Fahrenheit. Muchos hornos no pueden establecer un nivel tan bajo, pero un horno de gas puede ser lo suficientemente caliente con sólo el piloto encendido. Si no quieres dejar el horno encendido durante un período prolongado, también puedes utilizar una olla de arroz en "caliente", un deshidratador de alimentos con solo una de las bandejas afuera, una placa caliente o una olla de cocción lenta. Sólo asegúrate de que la temperatura se mantenga alrededor de 130 a 150 grados y no se apagará automáticamente.

Passo 4

Deja el recipiente para que fermente durante 40 días. Será comestible en 10 días, pero para obtener el efecto total debes esperar los 40 días completos. En ese tiempo, los dientes habrán tomado un color profundo y negro como la tinta, además serán suaves con un ligero toque dulce, similar al ajo tostado, pero mucho más rico en textura.

Más reciente

×