Cómo hacer pasta de vainilla

••• Laura Vryhof/Demand Media

Las vainas de vainilla son un caro y preciado saborizante que se hace de la planta de la orquídea de vainilla. Las vainas son largas y finas. Los extractos y los polvos hechos con ellas son usadas para saborizar las comidas horneadas, las tortas y las galletas en las cocinas caseras y comerciales. Aquí tienes una buena forma de hacer pasta de vainilla con las vainas frescas, que se pueden usar para saborizar las comidas caseras.

Passo 1

Laura Vryhof/Demand Media

Pon una pieza de papel manteca sobre una bandeja para galletas. Si las vas a secar al aire, busca un lugar seco con baja humedad para que las bayas se sequen o pre-calienta el horno de 175 a 200°, dependiendo de cuál sea su mínima temperatura. Debe estar cálido pero no caliente.

Passo 2

Laura Vryhof/Demand Media

Coloca cada vaina de vainilla sobre una superficie plana o sobre la mesada. Usando un pequeño cuchillo para pelar, córtala por la mitad. Lo puedes hacer de dos formas. La primera es tomarla firmemente con una mano y con la otra tomar el cuchillo y cortar de una punta a la otra, de la derecha a la izquierda si eres diestra. La segunda es tomarla del lado derecho y colocar el cuchillo paralelo a la superficie en la que trabajas y cortar desde el lado izquierdo al derecho. Repite con cada una de las vainas que tengas.

Passo 3

Laura Vryhof/Demand Media

Coloca las vainas de vainilla cortadas sobre el papel manteca de manera que no se toquen.

Passo 4

Laura Vryhof/Demand Media

Si las vas a secar al aire, déjalas durante varios días hasta que estén quebradizas y completamente secas. Si lo vas a hacer en el horno, ponlas dentro por unos 30 minutos. Contrólalas cada 10 a 15 minutos; sácalas cuando estén completamente secas y quebradizas. Déjalas enfriar a temperatura ambiente.

Passo 5

Laura Vryhof/Demand Media

Rompe las vainas en pequeñas piezas y coloca varias de ellas en un molinillo de especias o en un completamente limpio molinillo de café. Muele hasta que tengas un polvo fino. Abre el molinillo y coloca el polvo en un recipiente. Muele todas las piezas que tengas.

Passo 6

Laura Vryhof/Demand Media

Mide el jarabe de maíz y agrega al polvo de a una cucharada por vez hasta tener la consistencia deseada. Agrega sólo lo suficiente para hacer una pasta que sea fácil de esparcir. La cantidad de jarabe de maíz depende de la cantidad de polvo que hayas obtenido al moler las vainas de vainilla.

Passo 7

Laura Vryhof/Demand Media

Úsala para saborizar las salsas y las masas, dandoles un rico y verdadero sabor a vainilla y una textura agradable a la vista. Puedes guardarla por una semana en la nevera.

Más reciente

×