Cómo hacer queso con leche cruda

Magone/iStock/Getty Images

Si la encuentras, la leche cruda puede hacer los quesos caseros más maravillosos. Con la práctica puedes hacer de todo, desde quesos simples para untar a exóticas golosinas extranjeras. A menos que sepas con absoluta certeza, que la leche procede de vacas con certificación libre de enfermedades, debes pasteurizarla primero.

Paso 1

Deja que la leche se asiente en una mesa o mostrador hasta que llegue a temperatura ambiente. Quita la crema que sube a la superficie si lo deseas.

Paso 2

Vierte la leche en la cacerola de acero inoxidable. Coloca el termómetro para caramelos a un lado de modo que quede sumergido varias pulgadas en la leche.

Paso 3

Lleva la temperatura de la leche hasta 190 grados Frahrenheit (87 °C), revolviendo a menudo. Agrega el vinagre de manzana revolviéndolo bien.

Paso 4

Retira la olla de la fuente de calor, tapa y deja reposar por 10 a 15 minutos o hasta que la cuajada se separe del suero.

Paso 5

Vierte la cuajada en un colador forrado con una estopilla. Deja escurrir durante 5 minutos. Ata las cuatro esquinas juntas y cuelga la bolsa de 1 a 2 horas.

Paso 6

Retira el queso de la bolsa y colócalo en un recipiente que se pueda cubrir. Añade una pizca de sal si lo deseas.

Paso 7

Almacena en el refrigerador. El queso se conserva durante aproximadamente una semana y media.

Más reciente

×