Cómo quitar los tornillos de cabezas dañadas

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Una de las pocas cosas peores aparte de un tornillo con roscas dañadas es un tornillo con una cabeza dañada. Esto es causado frecuentemente por una broca suelta o un destornillador, el tornillo puede incrustarse en un material y se hacen muy difíciles de quitar con las herramientas que lo colocaron allí. Por el contrario, en un intento de levantar el tornillo con la garra del martillo puedes dañar seriamente el material en el que está incrustado. Afortunadamente, hay algunos trucos que pueden facilitar la extracción de un tornillo dañado.

Paso 1

Intenta utilizar otro tipo de destornillador que el que se usó con el tornillo - idealmente un destornillador Torx (también conocido como de estrella) o un destornillador Allen -con un tamaño de cabeza más grande. Aplica presión hacia abajo y gira el tornillo en sentido contrario para tratar de agarrarlo y desenroscarlo.

Paso 2

Coloca una banda elástica ancha y gruesa sobre la cabeza del tornillo. Utiliza el destornillador para ahondar en la banda de goma (que proporciona un agarre adicional) y gira hacia la izquierda.

Paso 3

Utiliza unos alicates de punta fina para agarrar la cabeza del tornillo una vez que el tornillo se retire parcialmente del material. Lentamente gira el tornillo en sentido contrario; no saques el tornillo hacia fuera ya que esto puede dañar gravemente el material de la carcasa.

Más reciente

×