Cómo remover el óxido de las ollas y las sartenes con una patata

rust image by hazel proudlove from Fotolia.com

No necesitas productos abrasivos o peligrosos para limpiar esas ollas y sartenes oxidadas. ¡Solo saca una patata!

Paso 1

Consigue una patata de tamaño mediano.

Paso 2

Corta la patata a lo largo para tener una cobertura máxima del área oxidada.

Paso 3

Moja la porción expuesta de la patata en un abrasivo suave como bicarbonato de sodio, pasta dentífrica o sal.

Paso 4

Moja ligeramente el área oxidada.

Paso 5

Frota firmemente la patata sobre el área oxidada hasta que el óxido se remueva.

Paso 6

Enjuaga.

Paso 7

Repite los pasos si fuera necesario.

Más reciente

×