Cómo secar una cáscara de limón

Lemon with peel image by Marek Kosmal from Fotolia.com

La cáscara de limón seca conserva el sabor del limón por un almacenamiento prolongado. Usar la cáscara seca en tus recetas agrega un sabor cítrico a las comidas sin el ácido del jugo de limón. Seca la parte amarilla de la cáscara de limón, también conocida como la piel, en el microondas por un método rápido y conveniente de preservar que no requiere un deshidratador de alimentos. Usa un horno para secar tu piel de limón si no tienes un microondas.

Secar cáscara de limón en el microondas

Paso 1

Frota el exterior de un limón contra un rallador para quitar sólo la parte amarilla de la piel. Deja de rallar cuando la parte blanca quede expuesta.

Paso 2

Alinea un plato de papel con dos capas de toallas de papel.

Paso 3

Organiza la cáscara rallada en forma de anillo en las toallas de papel.

Paso 4

Pon en el microondas a potencia del 70 por ciento de 12 a 13 minutos, revolviendo durante el calentamiento.

Paso 5

Deja que la cáscara seca del limón se enfríe completamente antes de transferir a un recipiente hermético para su almacenamiento en un lugar fresco y seco.

Secar cáscara de limón al horno

Paso 1

Ralla sólo la parte amarilla de seis limones enteros usando un rallador.

Paso 2

Precalienta el horno en la posición más baja posible y alinea una bandeja para hornear con papel pergamino.

Paso 3

Dispersa la cáscara de limón rallado por encima del papel de pergamino en la bandeja para hornear en una sola capa.

Paso 4

Coloca la bandeja para hornear en el horno para secar la cáscara de limón.

Paso 5

Seca la piel de limón durante una a dos horas en el horno a la temperatura más baja hasta que esté completamente seca. Deja que se enfríe antes de guardarla en un recipiente hermético.

Más reciente

×