Cómo hacer una sopa crema de hongos libre de lácteos

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La sopa crema de hongos es deliciosa en sí misma y también es un ingrediente básico para muchas recetas, desde cazuelas a guisos. Si bien las que se compran en las tiendas contienen lácteos, normalmente en forma de leche, crema o manteca, es relativamente fácil hacer tu propia versión casera sin porductos lácteos y sin sacrificar el sabor. Puedes licuarla para obtener una textura lisa o dejarla con los trocitos dependiendo de las preferencias. Esta receta rinde la misma cantidad que una lata de 10 onzas (285 ml) de sopa comprada.

Paso 1

Calienta el aceite de oliva en una cacerola a fuego medio.

Paso 2

Agrega las cebollas y cocina, revolviendo cada tanto, hasta que estén translúcidas, aproximadamente tres a cinco minutos.

Paso 3

Agrega los hongos y cocina hasta que se ablanden y se evaporen los jugos.

Paso 4

Condimenta con sal y pimienta.

Paso 5

Agrega de 1 cucharada de harina por vez, revolviendo luego de cada adición para incorporar hasta que se espese.

Paso 6

Agrega caldo y revuelve hasta que la mezcla esté suave.

Paso 7

Lleva a hervor suave y cocina a fuego bajo por 10 minutos.

Paso 8

(Opcional): vierte cuidadosamente la mezcla en una licuadora y procesa hasta que la sopa esté suave y luego regrésala a la cacerola. Los líquidos calientes en la licuadora pueden expandirse rápidamente. Asegúrate de usar pequeñas cantidades y mantener la tapa cerrada cubierta con una toalla de cocina para evitar salpicaduras.

Paso 9

Agrega la leche de soja revolviendo y cocina a fuego bajo por otros 15 minutos.

Paso 10

Deja reposar por 10 minutos para que se espese.

Más reciente

×