Cómo usar tallos y brotes de ajo para cocinar

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Los brotes verdes que se les suelen quitar a los dientes de las cabezas de ajo que se utilizan comúnmente para cocinar se conocen como tallos de ajo. Estos brotes pueden picarse y añadirse a muchas recetas, tanto cocidos como crudos, para lograr un sabor a ajo diferente. Puedes incluirlos en platos salteados, aderezos, salsas, vinagretas y en cualquier otra receta que se te ocurra para darle un aire o un tono asiático al sabor del ajo de los platos.

Paso 1

Pica los tallos de ajo con un cuchillo afilado sobre una tabla de corte antes de usarlos.

Paso 2

Añade tallos de ajo picados, frescos o secos, al aceite caliente de los platos salteados. Puedes añadirlos antes que el resto de los ingredientes, o cuando los mismos estén hirviendo a fuego lento. Si lo haces antes, se destacarán los tonos más dulces, mientras que si lo haces después, obtendrás un sabor más fuerte a ajo.

Paso 3

Añade pedazos de tallos de ajo a la crema agria o a las salsas como el pesto para variar los sabores tradicionales. También puedes hacer una mezcla de tallos de ajo, aceite de oliva, vinagre y otras hierbas como la pimienta, la albahaca y el orégano para preparar un aderezo de ensaladas diferente.

Paso 4

Conserva los tallos de ajo en vinagre durante algunas semanas. El resultado será un encurtido que puedes servir con encurtidos de otras verduras o en mezclas. También puedes cocinarlo normalmente para que tus recetas tengan un sabor exótico. La solución de vinagre también quedará saborizada con las notas dulces del ajo y puede utilizarse como un vinagre artesanal en recetas y ensaladas.

Paso 5

Espolvorea tallos de ajo triturados sobre las ensaladas, las pizzas o los frijoles para darles sabor.

Más reciente

×