DESCUBRIR
×

20 recetas con chía

bhofack2/iStock/Getty Images

Introducción

En la actualidad, las semillas de chía se han vuelto muy populares, tanto por sus propiedades –muy útiles para quienes padecen colesterol alto– como por su facilidad para incorporarlas en las comidas. Muchos nutricionistas las consideran un “súper alimento”, ya que son una gran fuente de fibra, antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3. La forma más común de comer semillas de chía es mezclándolas con líquido: de este modo, desprenden una especie de gelatina que se puede agregar a batidos, ensaladas, postres o, simplemente, tomarse a cucharadas. Sin embargo, hay muchas maneras simples de consumir esta semilla, adoptando así un hábito saludable. A continuación, algunas ideas, desde licuados para el desayuno hasta opciones para almuerzos y cenas.

vanillla/iStock/Getty Images

Chía fresca

La “chía fresca” –nombre con que esta bebida es conocida en algunos países de América– es ideal para calmar la sed los días de mucho calor, nutrir el organismo y desintoxicarlo. En una jarra, se mezclan agua, el jugo de dos limones, azúcar en cantidad necesaria y semillas de chía. También se pueden agregar hojas de menta. Antes de beber la preparación, debes dejarla reposar.

kriszta89/iStock/Getty Images

Cookies de chocolate y chía

Antes de distribuir la mezcla de las galletas de chocolate con la forma deseada en una placa de horno, se agregan chips de chocolate amargo y semillas de chía. Una vez listas, ten cuidado: ¡las consumirás una tras otra casi sin advertirlo!

A_Lein/iStock/Getty Images

Smoothie de frambuesa y chía

Primero debes licuar las frambuesas con agua o con leche, y con o sin azúcar adicional, según tus preferencias. Al momento de verter el batido en el vaso, espolvoreas algunas semillas de chía.

m-chin/iStock/Getty Images

Cereales, frutas y chía

Una opción ideal para el desayuno consiste en agregarles algunas semillas de chía a tus cereales y frutas de siempre. El sabor no variará, pero la chía te ayudará a comenzar el día con energía y, además, te aportará mayor saciedad. Esta idea es muy recomendable para quienes realizan deportes.

peredniankina/iStock/Getty Images

Jugo de naranjas, zanahorias y chía

Zanahoria, naranja, jengibre y chía son los ingredientes de este delicioso jugo, perfecto para el verano y muy rico en vitaminas. Un consejo para tener en cuenta: si no te gusta el hollejo de las naranjas, debes separar los gajos de la piel antes de incorporar los elementos en la licuadora.

baibaz/iStock/Getty Images

Ensalada de brotes de chía y hojas verdes

Otra posibilidad es consumir los brotes tiernos de la chía. Al igual que los brotes de soja o de alfalfa, los de chía se aprovechan muy bien mezclándolos en las ensaladas de hojas verdes (como rúcula, radicheta, espinaca o lechuga).

zi3000/iStock/Getty Images

Bruschettas con zucchini, mozzarella y chía

Para hacer las bruschettas se precisan algunas rodajas de pan, zucchini cortado en fetas finas y mozzarella para gratinar. Luego de darles el golpe de horno final, se espolvorean por encima las semillas de chía.

MSPhotographic/iStock/Getty Images

Pan con semillas de chía y girasol

Si te gusta amasar, esta receta es para ti. El pan puede untarse con queso blanco; las semillas aportan el otro toque de sabor. Ten en cuenta que debes agregarlas en el momento en que mezclas la harina con la sal, antes de añadir la materia grasa y el agua.

vertmedia/iStock/Getty Images

Tostadas con dulce y chía

Si te cuesta implementar el consumo de semillas de chía –ya sea porque no tienes tiempo de elaborar tus propias comidas o porque no te agrada el sabor de la gelatina que despiden en los líquidos–, ésta es una buena alternativa. En el desayuno o la merienda, luego de untar tus tostadas con mermelada, queso o manteca, puedes “decorarlas” con algunas semillas. Más fácil, imposible.

Анна Курзаева/iStock/Getty Images

Ensalada caprese con chía

Esta ensalada lleva tomate, mozzarella y albahaca. La albahaca ya es un clásico en las mesas del período estival, y una buena elección para acompañar las carnes (por ejemplo, el asado), ya que suele gustar a todos los comensales. Pues también puedes condimentarla con algunas semillas de chía, a fin de darle un toque diferente.

Peter Anderson/Dorling Kindersley RF/Getty Images

Tortilla de espinacas con chía

Una vez que tienes la espinaca hervida, picada y mezclada con los huevos, a punto de ser distribuida en la sartén, puedes incluir algunas semillas de chía para enriquecer la preparación. Luego la cocinas como es habitual. Es probable que no te des cuenta de que la chía está, ya que su color se camuflará entre el verde de la espinaca.

GYRO PHOTOGRAPHY/amanaimagesRF/amana images/Getty Images

Tallarines con chía y oliva

Algunas personas utilizan las semillas de chía a modo de condimento. En este caso, los tallarines que sueles preparar con aceite de oliva y queso son una buena oportunidad para incorporar los nutrientes beneficiosos para el organismo por medio de estas semillas.

amberto4ka/iStock/Getty Images

Mantecados con nueces y chía

Estos mantecados son facilísimos de hacer y combinan con todo tipo de semillas. Si ya probaste las de amapola, ahora es el turno de la chía. Para que los mantecados queden más sabrosos, puedes sumar algunas nueces picadas. Ten en cuenta que tanto las semillas como las nueces deben ser incluidas en la mezcla antes de volcarla en los moldes.

letterberry/iStock/Getty Images

Torta de chocolate con semillas

Primero cocinas el bizcochuelo y lo desmoldas. Luego preparas la cobertura de chocolate, y antes de echarla sobre la torta la espolvoreas con algunas semillas de chía. Decoración y nutrientes en un solo paso.

Marek Uliasz/iStock/Getty Images

Yogur con semillas de chía

Si tienes poco tiempo para merendar entre que llegas del trabajo y vuelves a irte para hacer actividad física, ésta es una buena opción para ti. De vez en cuando, puedes añadir semillas de chía a tu copa de yogur de siempre, ya sea como agregado o como reemplazo de las frutas secas. Disfrutarás de una cuota extra de energía.

JacquesPALUT/iStock/Getty Images

Filet a la plancha

Muchas veces no sabes con qué condimentar o cómo variar el acompañamiento habitual del pescado de la cena. El limón, el perejil, el orégano y otras hierbas son buenas opciones, pero también puedes probar con semillas. Verás qué buen toque le aportan al plato.

feri1/iStock/Getty Images

Puré de papas con semillas

El puré es el acompañamiento clásico de las carnes y, casi siempre, el preferido de los chicos. Es por eso que esta guarnición es una excelente oportunidad para incorporar el consumo de semillas de chía. Aunque a simple vista pueden producir rechazo en los más chicos, verás cómo se acostumbrarán rápidamente a ellas.

Dar1930/iStock/Getty Images

Torta de manzanas

Ésta es otra receta que suele agradar el paladar de los más chicos y que se lleva bien con las semillas. Antes de incluir las manzanas cortadas en la preparación del bizcochuelo, puedes añadir un puñado de semillas, en vez de la clásicas nueces, avellanas o almendras.

dinoforlena/iStock/Getty Images

Flan con chía

El rico, sano y nutritivo flan no puede faltar entre los postres de las cenas o almuerzos familiares. Puedes agregar las semillas de chía cuando haces el caramelo para cubrirlo, o cuando viertes la preparación dentro de la flanera.

Ethan Miller/Getty Images Entertainment/Getty Images

Budín de pan y chía

De la misma familia que el flan, este postre suele incluir nueces, pasas de uva o almendras. La próxima vez que lo cocines, considera añadir también algunas semillas de chía, a fin de enriquecer la preparación. Algunos completan este postre agregando crema chantilly por encima.